5 Claves para gestionar proyectos y definir fechas de entrega con tu departamento de IT

Share:

¿Cómo optimizar tu estrategia de project management con el departamento de IT?

La digitalización de las empresas y la revolución de internet ha transformado la forma en que se gestionan proyectos y se definen fechas de entrega. La coordinación entre departamentos y el departamento de tecnología es clave a la hora de definir una hoja de ruta que permita traducir la estrategia en términos operativos.

En este artículo analizamos 5 claves para gestionar proyectos y definir fechas de entrega (deadlines) con tu departamento de tecnología.


project management


1. Define un roadmap


En cualquier proyecto es clave definir las fases que atravesará el proyecto y las tareas necesarias para la materialización del mismo. Establecer una hoja de ruta con las tareas que deben desarrollarse por parte del departamento de IT es de vital importancia. Además te permitirá tener una visión temporal del proyecto.

Prueba a hacer una visión inversa del proceso a partir del deadline inicial (cuándo tienes que entregar el proyecto) y en función del mismo podrás definir deadlines para cada una de las tareas. Así si te retrasas en una tendrás que compensar con las siguientes.

2. Organízate y prioriza con un backlog + Kanban board

La metodología Kanban es clave para visualizar el flujo de trabajo que tiene que desarrollarse en tu proyecto. He visto kanban boards desde en Jira pasando por post-its pegados en pizarras para comunicar el estado, progreso y problemas que surgen durante el desarrollo e implementación de las tareas.

Puedes crear extensiones personalizadas con plataformas como ALTIUM DXP DEVELOPER.

3. Verifica que todo funciona correctamente con el equipo de QA. Haz demos de las demos


Las demostraciones en un entorno de test, nos permiten encontrar errores y conseguir solucionarlos antes de que pasen a un "entorno real" que afecte a nuestros clientes o proyecto. Por este motivo es de vital importancia "obsesionarse" con la fase de testeos para asegurarse de que todo funciona perfectamente, porque os aseguro, que algún bug se os escapará (y cuanto menos sean mejor).

4. Controla los deploys y que las tareas entregadas no afecten de forma negativa a otras


Al entregar cambios nuevos, es frecuente que aparezcan errores (bugs) que pueden afectar a la tarea entregada, a otras o al propio sistema. Los bugs, por desgracia, no suelen venir solos, sino de 3 en 3.
Por este motivo es muy importante que controles cuándo se realizan los deploys y si la tarea está lista para pasarla a un entorno de producción.

5. Pregunta a tu/s cliente/s


El feedback es un recurso escaso y muy preciado. Una vez hagas entrega de tu proyecto, pregunta a tu cliente o clientes qué les parece, para ver puntos fuertes y débiles y aspectos a mejorar. Incluso puedes hacer un "focus group" en una fase previa a la entrega del proyecto.


No hay comentarios