5 consejos de ahorro para las vacaciones de verano

Share:

El verano ya está muy cerca y con él las tan anheladas vacaciones. Sí, parece bastante divertida la idea de tomar el sol en la playa con familiares o amigos, aunque tal vez será mejor ir a la montaña a hacer camping o senderismo. Cualquiera que sea tu sueño para esos días libres que están por llegar, lo más importante es que ya estés guardando dinero para convertirlo en realidad.

La planificación puede resultar importante en este caso, partiendo, claro está, de la cantidad de dinero que necesites para el verano, el lugar a donde quieras viajar, la cantidad de personas que te acompañarán y qué tan lejos de casa quisieras ir a pasar esos momentos de relax.


vacaciones verano


Sea cual sea el plan, lo ideal es empezar a guardar plata para pasarla súper, así que te ofreceremos al menos 5 buenos consejos de ahorro para las vacaciones del próximo verano:

1.- Plantéate un objetivo


Este primer paso es uno de los más importantes, ya que tendrás que decidir a dónde quieres ir y qué cantidad de dinero deberás invertir. La planificación es fundamental si quieres pasar las mejores vacaciones de tu vida.

En función del costo total del viaje, establece qué cantidad de dinero tendrás que guardar por semana o mes. Si al cabo de un tiempo consigues ahorrar lo suficiente, estarás por buen camino.

 2.- Parte de tu salario debe ir destinado a tus ahorros


Cada final de mes podrás destinar hasta el 10% de tu salario a una cuenta de ahorro de la que no dispondrás hasta que haya llegado el tan esperado día de vacaciones.

Tal vez, podrías quedar con el personal de Recursos Humanos para que deposite esa cantidad directamente a la cuenta de ahorros. Trata en la medida de lo posible de no tocar el dinero guardado.

3.- Atento a los gastos mensuales

Como toda persona responsable, estás obligado a pagar impuestos, servicios y asumir otros gastos necesarios e importantes. Trata de mantener un monitoreo constante de los gastos por cada mes.

La idea es saber a ciencia cierta en qué usas tu dinero y evaluar en qué puedes hacer ciertos ajustes o, tal vez, de qué gastos deberás prescindir. Es un proceso bastante laborioso que rendirá sus frutos.

4.- Controla algunos de tus gastos


También será esencial evaluar gastos semanales relacionados a ocio. Sabemos que a veces es inevitable comer en la calle o darse un gusto de vez en cuando, pero la recomendación es que trates de reducir ese tipo de gastos en la medida de lo posible.

Si tienes oportunidad, crea un cronograma de gastos en los que puedas controlar la cantidad de dinero que vayas a destinar para complacer algunos caprichitos. Seguro que con esto te va a ir muy bien.


5.- Pon manos a la obra

Puedes ahorrar algo de dinero si, por ejemplo, preparas tu propio lunch para el trabajo en vez de comprar almuerzo en la calle. También, puedes usar la bicicleta para dirigirte hasta la oficina en lugar de pagar un taxi.

Cualquier cosa que hagas que te ayude a guardar plata para tus deseadas vacaciones será fundamental para llegar lo más rápido posible hasta la cantidad que te has fijado como meta.

No olvides utilizar cupones para comprar alimentos u otros productos muchos más económicos y, si lo prefieres, puedes pedir un préstamo para completar a tiempo el dinero.

Ahora bien, llegado el momento disfrutarás del sol en un maravilloso día de playa o del paisaje en la montaña sin tener que preocuparte por la plata. ¿Te gusta la idea?