Un buen emprendedor está siempre en formación

Share:
Ser emprendedor implica una serie de factores, como tener visión, coraje y la disciplina adecuada para hacer de esa visión un negocio rentable. En un medio tan competitivo como el de los negocios, es vital para los emprendedores no quedarse solo en la idea o en el plan de negocios, sino asumir una formación profesional constante. Esto no implica necesariamente que deban recurrir a la academia de pleno.
Hay muchas maneras, herramientas y actividades para estar siempre al tanto de los últimos cambios y transformaciones. Los profesores particulares para reforzar materias como matemáticas o aprender nuevos idiomas son una opción viable, sobre todo cuando no tenemos horarios tan flexibles como para inscribirnos en una academia (encuentra a los mejores profesores particulares de todo tipo con una breve búsqueda en internet).

emprendedor


Las clases particulares son esenciales sobre todo para los emprendedores novatos, con poca experiencia, que deben enfocarse primero en la planificación de su negocio. En ese periodo de gracia, una formación en creación de empresas, contabilidad o economía puede marcar la diferencia en el rumbo posterior del emprendimiento por el que decida apostar. De la misma manera en que no existe demasiada planificación, no existe tampoco demasiada preparación a la hora de afrontar un negocio propio.  

Ventajas de una formación constante y apropiada

Como emprendedor estás a cargo de un equipo de personas que te ayudará a poner en marcha el plan de negocio, las estrategias de marketing y la logística propia de una empresa. De ahí que tu formación influya en el papel que vas a desempeñar como líder y defina tu perfil. Reforzar tus habilidades matemáticas te permitirá saber de primera mano los números que maneja tu empresa, el crecimiento y las ganancias, e implementar estrategias inteligentes que reparen las pérdidas.
Asimismo, reforzar tus conocimientos en contabilidad te permitirá conocer la gestión diaria, el manejo general de tu negocio y toda la formalización del proyecto. Un líder informado de todas las aristas que se ven involucradas en una empresa, es un líder proactivo que sabrá delegar y guiar a sus empleados hacia resultados eficientes. 

¿Qué conocimientos debería tener antes de constituir mi empresa?


Para una formación completa, un emprendedor amateur debería tener conocimientos de creación de empresas (o interesarse por tenerlos); finanzas, marketing y técnicas de venta, sobre todo para tener la capacidad de elegir al equipo más adecuado y saber discernir entre las posibles campañas. Aunque no sean todas indispensables, es importante reiterar que un buen emprendedor siempre está en formación. Es la única manera de estar al día en un ámbito tan cambiante como el de los negocios.