La situación económico-financiera actual: un auténtico campeonato de Texas Holdem, o todo, o nada

Share:
Ahora, entrar a invertir es como sentarse en una mesa con nueve jugadores en las que un croupier reparte las cartas. Puede que alguno haga trampas, como los jugadores Moody´s, Fitchs y Standard & Poors, lo que complicará más salir airoso en la jugada. Pero a esos tres jugadores ya los conocemos, ya sabemos como juegan. Faltan los  otros 5.



Está el  jugador Italia, muy inestable en la mesa, no sabes cuando va de farol o de verdad, por lo que siempra dudas al resto de jugadores. Lo mismo ocurre con Grecia, aunque sus cartas siempre son malas. Luego está el jugador especulación, que se marca unos grandes faroles aunque no tenga ni una pareja. Los otros dos, la jugadora volatilidad condicionada por los anteriores y la incertidumbre que no sabe afrontar sus propias decisiones porque no ve más allá de las cartas de la volatilidad y la especulación.

Por último estás tú, España, sentada, viendo las jugadas venir, tienes que actuar rápido, ir a por el all in, porque es el impulso que necesitas para crecer y ganar la partida, porque de no ser así te quedarás estancada y lo perderás todo.

2 comentarios:

  1. Visto lo visto en la jornada de hoy, ni la ruleta.
    Efectivamente, comparte tu opinión de que el mercado está roto, no hay más que ver el gráfico intradía de nuestro Ibex en la jornada de hoy.
    Esto lo mismo pega un chupinazo para arriba como cae por el precipicio, especialmente con los bancos.
    Respecto a los jugadores, España solamente está de espectadora, y en función de quien gane la partida nos iremos al carajo o quien sabe.
    De todas formas, es un buen momento para ver si los soportes cumplen su misión, porque hay varios valores que están al límite, como es el caso de Banco Sabadell.
    La verdad es que es bastante tentador intentar coger un rebotillo con un stop muy ceñido al soporte, pero a ver quien le echa valor.
    Un saludo y me ha encantado la visión de tu artículo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario.
    Un saludo.

    ResponderEliminar