El sistema económico actual vive por encima de sus posibilidades, a alguien se le olvidó decirle a los Estados que no se gasta más de lo que se tiene

Share:
Venga, amigas naciones, vamos a decirles a esos que mueven nuestras economías, que consumen, compran, venden y le dan ritmo al "cash flow" que no pueden gastar más de lo que tienen, que para conseguir algo, primero tienen que obtener el dinero, para eso deben trabajar.

Si se les concede una posibilidad, de gastar más de lo que tienen, deben demostrar previamente que pueden hacer frente a ese gasto extra con total seguridad, avalando, su capacidad.



Pero eso es sólo para controlarlos y que no se arruinen, porque eso ya lo hacemos nosotros, los Estados de todo el mundo, por esas pequeñas bases de la economía, llamadas economías domésticas y empresas.

Nosotros, somos Estados, nos inventamos el juego ese del dinero, somos el hombrecillo del sombrero, bigote y bastón de monopoly. Las calles son nuestras, al fin y al cabo, sólo dejamos que otros las tengan si nos interesa (sector privado).

Ahora toca eso de fardar, nosotros, hacemos todo a lo grande, nada de un coche nuevo, ni casa nueva, ni minucias básicas de esas.

Aquí, nos gustan los videojuegos reales, especialmente los de guerra. Con los que perdemos miles de millones al año, además de las pérdidas humanas, además los juguetes se quedan obsoletos. El niño primero quiere una play 2, luego la play 3 y luego la que venga. Nosotros igual, primero un tanque, luego un misil, luego una bomba atómica...

Cuando hay crecimiento, los personajes de nuestro juego, están contentos, no se quejan de nada, van a su ritmo...

Pero cuando la crisis llega, empiezan a pensar a pensar, y sacan conclusiones que debieron sacar mucho antes, se movilizan, pero es difícil solución. Para que se contenten, tomamos medidas que llegan tarde, como vender los jueguetes que nunca debimos vender (retirada de tropas). Pero claro, hay que pagar el crédito, y qué hacemos para ello, emitir más deuda. Haber qué pasa luego en los mercados, que los especuladores son muy listos y fastidian muchas emisiones para ganar dinero.

Pero claro, la culpa la tenemos nosotros, inventamos todo, incluso a los especuladores. Si no emitieramos deuda salvo para situaciones realmente complejas e inevitables, en lugar de absolutamente para todo, los especuladores no tendrían con qué especular, los ejércitos se centrarían en defender el país y no en atacar otros, ahorrando costes militares y vidas humanas. Y el sistema económico, sería como debería haber sido desde un principio, simplemente perfecto.

No hay comentarios