Las redes sociales todavĂ­a no han descubierto el modelo que puede optimizar su beneficio y dar lugar al efficient social-marketing

Share:
Las redes sociales son sin duda unas gigantes del mundo de internet. Por suerte para nosotros y desgracia para ellas no han descubierto el modelo de marketing perfecto que les harĂ­a multiplicar su beneficio notablemente.



Hay cuatro tipos básicos de productos, los que te venden porque no te llaman la atenciĂłn y el consumidor pasa de ellos, los que venden; es decir, los que el consumidor compra en cuanto los conoce y los que enganchan o crean adicciĂłn, como el tabaco, además de los de primera necesidad, como los alimentos.

Bien, pues parece que en un mundo terciario, las redes sociales se han convertido en un producto de primera necesidad, y las propias redes sociales no son conscientes de su desmesurado poder.

Facebook, por ejemplo, tiene más de 600 millones de usuarios en su red, miles de millones de visitas diarias, y emplea un sistema de publicidad, que aparece en los laterales y que el usuario ya no se molesta en ver.

Sin embargo su sistema optimizado, el eficiente, con el que obtendría el máximo beneficio, sería crear ventanas pop-ups, de modo que cada usuario al conectarse estuviera viendo 30 segundos o 1 minuto publicidad antes de acceder a su cuenta, y poder librarse de este tiempo de espera pagando una cuota mensual.

Facebook se ha convertido en un producto exclusivo, los anunciantes podrían disponer de una hegemonía publicitaria ante millones de usuarios conectados de manera instantánea que verían la publicidad al mismo tiempo.

De modo que se convertiría en una herramienta más poderosa que la propia televisión.

Su beneficio crecerĂ­a en vertical. Lo mismo ocurre con Twitter si empleara un sistema parecido.

No hay comentarios