La Burbuja Inmobiliaria: Crecimiento, Recesión y Vuelta a Especular

Share:
La inmensa mayoría de la población española se subió al carro de la especulación inmobiliaria, en los prósperos años de crecimiento que tan lejos nos quedan. Usaron una táctica muy sencilla, comprar, especular con el valor, esperando a que este se revalorizase y vender llevándose un buen pellizco.

La táctica le salió bien a los primeros, a los segundos...cuando la burbuja todavía estaba " A medio hinchar" pero las pretensiones económicas, la hincharon cada vez más y más...hasta el punto que la burbuja explotó, como todos sabemos.



Entonces llegó la crisis, de la que no conseguimos salir, y tanto los inversores que compraron viviendas para venderlas por su revalorización, se quedaron con las casas y un Euribor por las nubes. Fue el primer efecto de una causa, la especulación destructiva, sin análisis previo, la búsqueda a la desesperada de rentabilidad.

Lo que tantas veces en el proyecto Esto no lo arregla ni su p*** madre, se ha criticado y se critica.

Cuando llegó la lección, los inversores se quejaban de la crisis, los bancos de que no cobraban los créditos concedidos de una más que dudosa rentabilidad para las entidades, les faltaba liquidez y se echaban encima de la crisis.

Ahora los efectos de la burbuja inmobiliaria siguen presentes:

Casos como el fondo Banif:

La Fiscalía consideró que Banif Inmobiliario (Santander) funcionó como un fondo "especulativo" que vendió los inmuebles a precios "simulados", lo que podría ser constitutivo de un presunto delito defraudatorio, según el informe del fiscal.

La CAM se ha convertido en una víctima más de la burbuja inmobiliaria y de la elevada concesión de créditos, que con la crisis han derivado en una tasa de morosidad próxima al 9%, y en un esfuerzo inútil por parte de la entidad para mejorar su solvencia.

Pero esos son sólo efectos secundarios, los ataques especulativos acerca de la intervención o no de España son fruto de este boom de inconscientes que jugaron a ser inversores sin tener ni idea de lo que estaban haciendo.

Ahora, la situación de España es delicada, pero cuando de nuevo haya crecimiento, será la vuelta a empezar... Parece que el ser humano es el único capaz de reventar una y otra vez la misma burbuja, que empieza en su bolsillo y acaba explotando en la calle del muro.

2 comentarios: