Los pros y contras económicos de ir a 110 km /h

Share:
Adiós 120, hola 110. El ejecutivo va a aprobar una ley para circular a una velocidad máxima de 110 km/h con el objetivo de ahorrar combustible y consumir menos, desencadenado por la subida del precio del crudo y la crisis de Libia.

Evidentemente no todo es tan bonito como se nos presenta y como toda medida tiene pros y contras.



Las ventajas: Ahorraremos dinero en desplazamientos largos, aunque la suma no sea excesivamente cuantiosa.

Consumiremos menos y por lo tanto reduciremos las emisiones de CO2 a la atmósfera.

En cierto modo lucharemos contra un oligopolio permitido como es la OPEP, de cuyo bien (el petróleo) curiosamente el Estado se lleva un 70 % del beneficio obtenido en forma de impuestos.

¿Le interesa al Estado reducir el consumo? El Estado ingresará 230 millones de euros menos al mes. Una cifra nada despreciable.

Pero, ahora será más fácil "ser cazado" con una multa por exceso de velocidad, nos costará acostumbrarnos a los 110 km/h, por lo que la probabilidad de multa aumenta y también la de ingresos al Estado en este sentido.

Contras: Tardaremos más en llegar a nuestro destino.
- Se incrementará la probabilidad de formación de atascos por lo que la medida no serviría absolutamente para nada, especialmente en grandes ciudades.
-El gasto estatal en pegatinas.
-La posibilidad de que algún vándalo quite las pegatinas de las señales y no sepamos realmente a la velocidad que hay que circular.

UN IMPULSO AL TRANSPORTE PÚBLICO.

Hace unos días hablábamos del fracaso que había tenido el ave Madrid-Valencia debido a los precios desorbitados, bien pues ahora los precios en transportes públicos se abaratarán un 5 % y serán más rápidos que el coche. Por lo que usaremos más fundamentalmente el tren. Incrementando el Estado los beneficios en este sector.

No hay comentarios