Wall Street con un protagonista singular

Share:
A pesar del fuerte temporal de nieve que asola Nueva York estos días, el toro de Wall Street no va a pasar frío con su traje de ganchillo, aunque tal vez sí un poco de vergüenza, ahora en lugar de parecer fiero e intrépido, dispuesto a darlo todo a la hora de invertir, se ha convertido en un auténtico peluche.(Aunque por suerte para él, sólo tuvo que estar así durante unos minutos)

La "culpable", la artista Agata Olek, encargada de tricotar el atuendo, de es su forma de solidarizarse con los afectados por la crisis.

 ¿No les parece una medida original?

Ha convertido al más fiero de los viandantes de Wall Street en un manso animal.

"Quería hacer más por esa gente que no puede mantener a sus familias y para los que no tienen chaquetas ni dinero", afirmó Olek.

Personalmente, creo que así no conseguirá nada, simplemente llamar la atención de todo el mundo. Pero la intención en este caso sí es lo que cuenta.

La artista declara en su web que se trata de un regalo de navidad para la ciudad y un tributo al escultor, Arturo di Modica, que colocó el toro en la calle Wall Street también en navidades, tras el crash bursátil de 1987 "como símbolo de la fuerza y el poder" de los estadounidenses.



Ese toro se convirtió en todo un simbolo, de la especulación a la crisis financiera, pasó EEUU, exactamente igual que en la crisis actual.


Olek necesitó cuatro horas para colocar su instalación, que inmediatamente después fue reducida a jirones por las autoridades.

La artista, que califica sus obras como "acciones de guerrilla", señala que espera poder hacerlo de nuevo, ya que representa sus "mejores deseos para todos".

Guerrilla pacífica, porque sólo ha molestado a la pobre estatua del fiero bull. 



Sin duda una de las curiosas imágenes que se quedará en el 2010

No hay comentarios