El economista digital

Previsión EURUSD para la semana del (30-10 al 03-11-2017)

Desde un punto de vista macro.

La cotización del par se mantuvo muy estable durante los primeros días de negociación de la semana que terminamos hoy viernes 27 de octubre generando movimientos de rango estructurados de corto plazo. Los grandes inversores lo tenían muy claro y lo único que le interesaba, se centraba en las decisiones sobre política monetaria que el banco central europeo pudiera tomar en la jornada del jueves.

La institución salió a escena dejando sin cambios la tasa de interés de referencia en el 0.00% pero anunciando un cambio en el programa de inyección de liquidez en la economía de la zona euro de tal forma que, a partir de enero del año 2018 el banco introducirá mensualmente 30.000 millones de euros en vez de los 60.000 que implementará hasta finales del 2017.

En un principio el programa estará activo hasta el mes de septiembre del próximo año pero Mario Draghi fue muy claro y explícito en sus comentarios diciendo que si fuera necesario, éste se ampliaría durante un periodo de tiempo mayor siempre y cuando la economía de la zona euro lo necesitase.

Como siempre que tenemos una ampliación de programa de estímulos monetarios por parte de un banco central, el euro como hemos podido apreciar en el tramo final de la semana, se ha debilitado con fuerza frente a las principales divisas porque aunque, el anuncio de la institución supone una reducción de un 50% en las inyecciones mensuales, debemos tener en cuenta que estas se van a mantener durante más tiempo del fijado en un principio.

También conocimos en la jornada del viernes 27 los datos de previsión del PIB desde Estados Unidos pertenecientes el tercer trimestre el presente año. Estos reflejan una salud excelente de la economía del país americano, El PIB anualizado se prevé que salga cinco décimas por encima de lo esperado por el mercado, es decir, del 2.5% hasta el 3% una cifra brutal.

La semana que viene tenemos la reunión de tres grandes bancos centrales; el japonés, el inglés y la FED de Estados Unidos que hará públicas sus decisiones sobre política monetaria en la jornada del miércoles día 1 de noviembre en horario de sesión americana. Con respecto a ello debemos tener en cuenta que la institución americana ha anunciado una subida de tasas de interés antes de que finalice el presente año, lo cual, nos hace pensar que podría ser este día el indicado para subir esas tasas del 1.25% como mínimo hasta el 1.50%.

Una subida de solamente el 0.25% el mercado lo tiene muy descontado desde hace tiempo y lo lógico es que, aparte de los movimientos de volatilidad que suelen producirse en el momento de la publicación, el dólar y sus principales cruces no sufrieran grandes cambios a media distancia. Cuando sí veríamos una subida abrupta de la divisa USA es si en vez de subir solamente un cuarto de punto, lo hiciera en un 0.50% ahí sí que entraríamos en movimientos alcistas potentes para el dólar.

Hablando un poco del mercado en general deben tener en cuenta que a partir de este fin de semana, el último de octubre, en Europa tiene lugar el cambio horario de verano a de invierno lo cual supone que, para aplicar el precio de apertura de jornada en vez de ser GMT + 2 se aplicará solamente en GMT + 1.



Desde un punto de vista técnico.

La incapacidad y la debilidad manifestada por su cotización para no poder mantenerse por encima de la zona psicológica de primer grado de los 1.2000 le ha hecho daño y las órdenes masivas con un claro carácter vendedor colocadas en esa zona le han impedido la progresión alcista de mediano plazo que había mantenido desde finales del año pasado 2016.

Temporalidad trimestral.

Recordemos que el par mantiene unas ganancias en el año 2017 de un 10.45% después de haber llegado a tocar un techo porcentual de casi el 15% el pasado día 8 de septiembre quedándose a tan solo unos puntos de los 1,21 generando una corrección bajista en las últimas jornadas desde sus máximos anuales de un -4%.

En esta temporalidad apreciamos perfectamente los rechazos que la cotización ha sufrido del refugio de muy largo plazo que mantiene históricamente sobre el nivel 1.1853. Sigue siendo la pieza vital para seguirle el rastro en estos espacios de tiempo.

Temporalidad mensual.

Los refugios históricos como siempre, marcan el ritmo de la cotización y la de este par en estos momentos se rige por uno de largo plazo que su cotización mantiene en el nivel 1.1635. Esta pieza va a ser vital de aquí en adelante para seguirle el rastro en estos espacios de tiempo y todo lo que sea cotizar por debajo de ella, le alimentará presiones bajistas y solamente apoyos firmes sobre la misma le salvaría de caídas superiores.

Temporalidad semanal.

De esta temporalidad destacamos y observamos cómo la cotización ha abandonado de momento el eje central de operaciones que había mantenido durante varias semanas en torno al refugio de muy largo plazo (1.1853) y también nos plasma un cierre semanal por debajo del refugio de lago plazo (1.1635) por primera vez desde el mes de julio del presente año. Es el detalle técnico más importante que nos deja esta semana con su cierre.

Temporalidad diaria.

De temporalidad diaria destacamos cómo la condición de rango estructurado en movimiento de consolidación que había mantenido el par desde el día 8 de julio se ha roto por la parte de abajo y  mientras no recupere este escenario, no veremos a su cotización en movimiento de recuperación alcista.

Colocación de niveles de soporte y de resistencia para la semana que viene.

Por la parte de arriba y si su cotización quiere progresar al alza debe de recuperar en refugio de largo plazo (1.1635) remontando esta pieza histórica el par tendría alguna probabilidad e recuperar posiciones la próxima semana. Si esta zona le proporciona el apoyo intentaría alcanzar la siguiente resistencia delimitada por una congestión de mediano plazo que pasa por el nivel 1.1743 quebrada la misma con sus patrones correspondientes le alimentaría más presiones alcistas para intentar alcanzar la principal y última resistencia de semana que la delimitamos el  refugio de muy largo plazo 1.1853.

Por la parte de abajo presionará en sentido sur si su cotización no consigue remontar el refugio de largo plazo (1.1635) en el inicio de semana es el detalle más importante a vigilar. Si no consigue remontarlo estaríamos hablando de presiones bajistas más acentuadas buscando el primer soporte semanal que está delimitado por una congestión de mediano plazo que pasa por el nivel 1.1517 muy cerca de la zona psicológica de segundo grado de los 115. Batido este abriría puertas a cesiones más importantes para buscar el principal soporte de semana delimitado por un refugio de mediano-largo plazo que nos aparece de forma histórica en el nivel 1.1326.



 Y sobre todo recuerden que el miércoles tenemos reunión de la FED.


Compartir en Google Plus