El economista digital

Ahorra con los bancos sin comisiones ni vinculaciones

A lo largo de los últimos años, los bancos han ido eliminando progresivamente un buen número de comisiones que tradicionalmente venían cobrando. Si logras identifica qué entidades están siguiendo estas políticas y cumplir con las condiciones exigidas, es muy probable que logres ahorrar una buena cantidad de dinero.

banco sin comisiones

Las cuentas sin vinculación libres de comisiones son la mejor opción

A la hora de conseguir librarse de un buen número de comisiones tradicionales –tales como el mantenimiento, la renovación de las tarjetas o las transferencias-, uno de los mayores escollos es cumplir con determinadas condiciones de vinculación, concretamente el ingreso de la nómina. En algunos casos, también se nos exige domiciliar recibos e incluso utilizar la tarjeta de crédito un número mínimo de veces cada mes o trimestre. Desgraciadamente, no todas las personas disponen de una nómina regular o suficientes recibos que domiciliar.
Sin embargo, es posible librarse de este tipo de condiciones acudiendo a entidades bancarias que ofrecen las mismas ventajas sin necesidad de cumplir con vinculación alguna. Se trata de cuentas sin nóminas o cuentas sin vinculación.

Cuenta sin nómina de ING: Ahorra incluso cuando gastas.

Dentro de esta categoría destaca la cuenta sin nómina de ING que, además de eximir de las comisiones más habituales, también permite realizar transferencias intra-europeas sin coste alguno, así como utilizar tarjetas de crédito y débito sin mantenimiento. La guinda del pastel llega con el programa Shopping Naranja que incluye una serie de descuentos en determinadas tiendas y establecimientos, además de en las gasolineras Galp y Shell. Con respecto a sacar dinero de los cajeros, esta operación es totalmente gratuita y desde cualquier cajero nacional, siempre y cuando saquemos una cantidad no inferior a 50 euros.
Aunque no es necesario domiciliar nómina alguna, sí se requiere mantener un saldo mínimo mensual de 2.000 euros, o bien llevar a cabo un ingreso de 600 euros al mes para evitarnos el pago de 20 euros anuales por la tarjeta. Se trata de una excelente alternativa para aquellas personas que no dispongan de una nómina per sé, ni de recibos domésticos, que son los que otras entidades habitualmente exigen domiciliar.

Cuenta Self de SelfBank: Demasiado fácil para ser verdad… y con depósito de bienvenida

Ésta, no obstante, no es la única entidad que dispone de una cuenta sin vinculación con la que ahorrar en comisiones. La cuenta Self de SelfBank también está exenta de comisiones y las tarjetas y transferencias son totalmente gratuitas, pudiéndose además, sacar dinero sin coste de cualquier cajero de la red de La Caixa. En ese sentido, la posibilidad de acceder a una cuenta totalmente gratuita sin cumplir ningún tipo de comisión es incluso más sencilla que la opción de la ING. Además, si disponemos de ciertos ahorros, es posible ahorrar aún más, mediante la cuenta de ahorro remunerada ligada a la cuenta principal, o la contratación del depósito de bienvenida a 3 meses y 2% TAE, el cual es uno de los mejores remunerados en la actualidad. En este sentido, podemos constatar que aunque la capacidad de ahorro es quizá algo inferior a las dos alternativas anteriores (algo bastante discutible), las facilidades para librarse de las principales comisiones sin mucho más sencillas.

Cuenta Inteligente de EVO: Pocas condiciones para tantas ventajas

En tercer lugar no podemos dejar de mencionar la cuenta Inteligente EVO, de EVOBank. Esta opción es tan buena o incluso mejor que las anteriores, dependiendo de tus hábitos de consumo. No ofrece los interesantes descuentos de la cuenta de ING y, además, la gratuitad de los reintegros de dinero en efectivo desde cualquier cajero están supeditados a sacar no menos de 120 euros. En el caso de los cajeros de La Caixa, EVO se ha comprometido a reembolsar los 2 euros que actualmente esta entidad está cobrando a aquellas personas que utilizan sus cajeros sin ser clientes. Sin embargo, superados estos dos escollos más bien menores, el resto de condiciones son más favorables. La exención de comisiones es similar, y también se exige un ingreso mensual de 600 euros, o bien contratar un préstamo personal o hipotecario con la entidad. Además, la cuenta Inteligente lleva aparejada una cuenta de ahorro remunerada.

Cuenta corriente de OpenBank: La sencillez de una cuenta corriente sin ningún tipo de comisión

Finalmente, debemos destacar las virtudes de la cuenta corrientes de OpenBank. Al igual que el resto de opciones de nuestro listado, esta cuenta exime de las comisiones tales como mantenimiento, renovación de tarjetas, transferencias, etc. Además, permite los reintegros gratuitos de efectivo desde cualquier cajero de la red del Banco Santander. Por otro lado, en el caso de querer ahorrar sacando algo más de partido a nuestros dinero en efectivo, siempre podemos contratar la Cuenta de bienvenida de OpenBank, la cual está remunerada actualmente al 2% durante los 3 primeros meses y no tiene comisión alguna.


Como has podido comprobar en nuestra selección de cuentas sin vinculación, es más que posible ahorrar con bancos sin comisiones ni vinculaciones. Dependiendo de nuestros ahorros previos y la capacidad para generar un determinado ingreso mensual, podremos disfrutar de mejores condiciones al contratar una u otra alternativa; si bien, lo cierto es que todas ellas resultan muy beneficiosas para aquellas personas que, sin tener grandes recursos, saben encontrar excelente alternativas para sacar rendimiento a su dinero.
Compartir en Google Plus