El economista digital

Por qué la experiencia no debería valer NADA en el mercado laboral

¿Te has preguntado alguna vez cuánto vales como empleado?

La respuesta es simple, el punto en el que tu salario de reserva coincide con lo que tu empleador está dispuesto a pagarte.

Es decir, el punto en el que se cruzan el mínimo que estás dispuesto a cobrar con el mínimo que el empleador está dispuesto a pagarte. En ese intervalo, la negociación determina el sueldo.


experiencia


No obstante, el problema es que estamos en un mercado laboral que valora la experiencia por encima de todo y no tanto las habilidades.

El hablar idiomas, tener dos carreras y un master quedan relegados a un segundo plano cuando sobre el CV hay 10 años de experiencia, eso sí, si en el mercado laboral español tienes entre 30 y 40 años, ya sabemos que la discriminación por edad, por desgracia también está a la orden del día.

Por lo tanto, tener experiencia es el atributo por el que te remunerarán, pero tener un excesivo número de años será el lastre por el que te cuelguen la etiqueta de "empleado no productivo".

Hay becarios que deberían cobrar más que muchos managers

Vivimos en un mundo de continua transformación, donde la digitalización y la revolución tecnológica llegan a sectores a priori impensables.

Mientras muchos managers cobran por la experiencia de sus CV en lugar de sus habilidades, en muchos casos cuestionables, hay becarios que cobran una "miseria" cuando son capaces de producir 10 veces más que 5 managers.

Los "cuelga medallas" que aprovechan la experiencia para aprovecharse de los que tienen habilidades

Si hay algo que han aprendido a hacer muchos managers, de hecho, lo han desarrollado como una especie de habilidad casi innata, es el hecho de "colgarse medallas" de logros ajenos. De esta forma, camuflan su incompetencia y baja productividad y logran un rápido crecimiento en las organizaciones gracias al trabajo ajeno.

Desafortunadamente en grandes organizaciones este tipo de prácticas están a la orden del día.

¿Por qué no debería valer NADA la experiencia?

Porque el trabajo no tiene memoria. No importa que hace 20 años viajaras a la luna, o desarrollaras una vacuna, o crearas la estrategia de marketing de una compañía con una manzana mordisqueada, la pregunta es, ¿qué puedes hacer hoy? ¿para qué estás capacitado a día de hoy?

NUNCA vendas tu talento a precio de saldo

¿Te has planteado qué podrías hacer en lugar de destinar 8 horas de tu tiempo por 600€ al mes como becario? Hay miles de maneras de conseguir más dinero con pocos recursos. Escribe un libro, crea un webinar, desarrolla páginas web, organiza un evento...

Si vendes tus habilidades a precio de saldo, alimentas a los "cuelga medallas", los "jefecillos" terminarán siendo considerados líderes por muchos, por ocupar uno u otro puesto destacado en una organización, cuando en realidad no saben hacer nada.




Compartir en Google Plus