El economista digital

¿Cómo es abrir un negocio franquiciado en España?

Con la sacudida de la crisis económica  española, desde hace algunos años son muchos los trabajadores que han decidido optar por la formación de un negocio franquiciado. 

El paro, los bajos salarios proporcionados por las empresas para las que se trabaja y en muchas ocasiones la explotación profesional, han sido algunas de las causas que han llevado a abrir negocios propios. Sin embargo, abrir un negocio franquiciado requiere una gran inversión que muchas veces proporciona escasos o nulos beneficios. Por ello, existen marcas franquiciadoras que ayudan a la puesta en marcha de un negocio propio, requiriendo inversiones pequeñas y garantizando alta rentabilidad. 

Es el caso de Mail Boxes, un negocio franquiciado multiservicio, que da respaldo a las pymes y particulares relacionadas con envíos internacionales, diseño gráfico, impresión digital…  Algunos de sus pequeños emprendedores ya han aportado su opinión de Mail Boxes en la página web.

mail boxes


La inversión requerida por Mail Boxes es muy pequeña, desde 55.000 euros. Además, sus centros se adaptan a las necesidades de sus clientes, apoyándose de las más nuevas y modernas tecnologías. El negocio solo necesita ser gestionado por dos personas como mínimo y, además,  se ha convertido en una marca líder en el mundo del negocio franquiciado. Todas las opiniones recogidas en la página web de Mail Boxes hacen constatar el gran apoyo y eficacia de esta marca hacia todo particular y pymes.

Las personas que opinan acerca de Mail Boxes aseguran que empezaron en el mundo del emprendimiento con una gran inmadurez e incertidumbre sobre lo que había que hacer en cada momento para sacar el negocio o empresa hacia delante. Muchos de ellos, se iniciaron como emprendedores tras haber trabajado durante años para otras empresas, pero el afán y deseo por trabajar por cuenta propia les llevó a hablar tranquilamente sobre el tema con su familia y poner la idea en marcha.

Al igual que estos emprendedores que cuentan con el respaldo de Mail Boxes, existen otros tantos en España respaldados por otras marcas franquiciadoras. Cada vez son más los que se deciden por poner en prácticas la experiencia de abrir un negocio franquiciado y se calcula que actualmente el 98% de las empresas españolas son pymes.

Para abrir un negocio respaldado con una buena marca franquiciadora solo se necesita seguir una serie de pasos :

  • Determinar el presupuesto con el que se cuenta para el negocio

  • Una vez fijado el presupuesto, buscar las oportunidades que existen de acuerdo a ese capital.

  • Contactar con el franquiciador y hablar con franquiciados para obtener información acerca de operar un negocio como tal.

  • Concertar una entrevista con el franquiciador para poder ver si la franquicia será la adecuada. Es necesario averiguar si el franquiciador va a proporcionar gran apoyo durante la constitución del negocio y formación acerca de esto.

  • Firmar el contrato y hacer la inversión, parte de la cual irá destinada a la marcha franquiciadora y la otra parte para gastos de equipamiento e inmobiliario necesario.

  • Renovación del contrato de franquicia cada cinco o diez años.
Compartir en Google Plus