El economista digital

¿Qué tipos de concursos públicos existen? ¿Puede participar cualquier empresa?

En múltiples ocasiones hemos podido ver en medios de televisión cómo diferentes empresas ganaban concursos públicos para grandes proyectos, como por ejemplo la construcción de autovías, tendido eléctrico, etc.

Sin embargo, la Administración Pública no solo saca a concurso público proyectos de grandes dimensiones, sino otros muchos de importes reducidos o de un volumen medio, con el objetivo de que una empresa privada los lleve a cabo de manera eficiente y presentando una serie de garantías y avales que permitan la consecución del proyecto según los términos y plazos acordados.

grúas obras


2 Tipos de concursos públicos por volumen de licitación

Concursos públicos en los que puede participar cualquier empresa sin clasificación en obras

Comprenden la segunda modalidad mencionada anteriormente en el artículo. Proyectos de pequeño y mediano volumen, concretamente, para aquellos proyectos cuya licitación no supere el medio millón de euros.

En este tipo de licitaciones a menudo participan PYMEs que en muchos casos buscan ayuda para concursos públicos en asesorías o herramientas online, de modo que puedan aumentar las probabilidades de ganar la licitación y conseguir un buen impulso para la facturación anual de sus negocios.

Concursos públicos en los que únicamente pueden participar empresas clasificadas

En este caso, se engloban los grandes proyectos en los que a menudo participan empresas multinacionales. Las licitaciones superan el medio millón de euros.

Debido al elevado volumen de los acuerdos, las empresas clasificadas que se presentan a este tipo de concursos a menudo buscan una asesoría integral para licitaciones en administraciones que les permita una planificación eficiente.

¿Qué requisitos hay que cumplir para convertise en una empresa clasificada?

Es necesario que la empresa esté clasificada por la Junta Consultiva que depende directamente del Ministerio de Hacienda.

Se analizan entre otros aspectos la solvencia de la empresa, su eficacia a la hora del cumplimiento de un contrato (a partir de otras adjudicaciones y acuerdos con otras empresas).



Compartir en Google Plus