El economista digital

¿Cuánto dinero debería destinar cada mes a un plan de pensiones privado?

Debido a la incertidumbre acerca de si el Estado del bienestar y el sistema público de pensiones, podrán o no estar garantizados en los próximos años. Cada vez es mayor el número de personas que opta por crear un plan de pensiones privado, para de esta forma, garantizarse unos ahorros y un patrimonio al llegar a la edad de jubilación, que les permita mantener su nivel de vida.

El primer paso a la hora de contratar un plan privado de pensiones, es dirigirse a una mútua de seguros y solicitar información a uno de los asesores financieros o comerciales, acerca de los diferentes productos que ofrecen y las aportaciones mensuales que hay que llevar a cabo.

jubilacion


La aportación mensual al plan de pensiones depende de diversos factores, entre los que destacan los siguientes:


Edad

La cuota mensual que tienes que pagar para el plan privado de pensiones, dependerá de la edad con la que contrates este producto financiero. Puedes realizar aportaciones progresivas en función de la evolución de tu carrera profesional.

Por ejemplo, si decides contratar un plan privado de pensiones, desde el momento en que te incorporas al mercado de trabajo (pongamos que a los 24 años). Puedes aportar una cuota de 30€ al mes hasta los 30 años, de 50€ al mes hasta los 40 años y de 100€ al mes hasta la fecha de jubilación.

Normalmente a lo largo de nuestra vida laboral, obtenemos menos ingresos al principio y más al final, cuando tenemos más experiencia y formación. Puedes jugar con esto, a la hora de establecer las cuotas mensuales.

El tipo de plan de pensiones que contratamos

Existe un amplio abanico de planes de pensiones en el mercado. Más ahora, con el auge del InsurTech.

Es importante que elijas bien qué producto se adapta mejor a tus necesidades. Ten en cuenta que se trata de una decisión a largo plazo.

Ejemplos de planes de pensiones:

Capital + intereses al jubilarnos

Actúan a modo de depósito, vamos realizando aportaciones mensuales que se van acumulando y que a su vez generan un rendimiento en forma de intereses. Como en las carteras de inversión, pueden ser de renta variable, fija o mixta.

Esta opción es una buena idea para personas que tienen conocimientos de gestión de patrimonio y saben manejar de forma eficiente sus finanzas personales.

Renta mensual asegurada

Otro de los productos estrella, son los planes de pensiones que garantizan una renta mensual, a modo de “paga” desde el momento de la jubilación hasta el fallecimiento de la persona que ha contratado el plan.

Este tipo de productos son una excelente opción para personas acostumbradas a un nivel elevado de ingresos, de modo que pueden mantener su nivel de vida en la edad de la jubilación, cobrando por ejemplo la jubilación máxima por parte del sistema público de pensiones y además percibiendo una renta mensual por su plan de pensiones privado.

Planes de pensiones con beneficios fiscales

Si tus ingresos son elevados, puedes negociar con tu empresa, destinar parte de tu salario bruto a un plan de pensiones privado, de esta forma tendrás que pagar una menor cuota del IRPF y en el caso del plan de pensiones, tendrás que liquidar el pago de impuestos cuando se materialice la ganancia patrimonial, al jubilarte.

Cuánto dinero queremos recibir al jubilarnos

Otro de los factores que determinan la cuota mensual al plan de pensiones (y uno de los más determinantes), es acerca del capital que queremos obtener de vuelta una vez nos jubilemos.

Al igual que con los seguros de vida, cuanto mayor es el importe asegurado, mayor es la cuota mensual.

Conclusión

La aportación mensual a tu plan de pensiones, depende directamente del producto que contrates, del capital que quieres recibir con la jubilación y de la edad con la que contrates el plan de pensiones.


Compartir en Google Plus