El economista digital

¿Ha muerto el e-mail marketing?

La stalker-economy y el fin del e-mail marketing

Cada vez es mayor el número de marcas que impactan a los mismos usuarios a través de email marketing, esto se traduce en la introducción de "ruido" en este canal, que hace que sea menos efectivo de lo que lo era hace unos años.

Los usuarios viven bombardeados de publicidad, en muchos casos ni leen el email a no ser que se trate de una marca o producto que les interesa

El email marketing puede funcionar bien para fidelizar clientes e incrementar las ventas hacia nuestros antiguos clientes.

Sectores como por ejemplo el textil, en los que muchos usuarios se suelen decantar por "marcas de ropa favoritas" que encajen con su estilo, permiten impactar con anuncios dinámicos, mostrando al usuario prendas en función de sus intereses o búsquedas en la web.

email marketing


Para los "millennials" el email marketing tiene mucho menos efecto que campañas con canales alternativos como social media advertising o WhatsApp

Los miembros de las generaciones millennial y Z, están continuamente conectados a sus perfiles de redes sociales, así como servicios de mensajería instantánea, utilizando el email como complemento para consultas puntuales.

"Lo que llega a la bandeja de spam, se queda en la bandeja de spam".

Haga un experimento, pregúntele a un grupo de jóvenes de entre 18 y 23 años cuántos emails tienen acumulados en su bandeja de correo electrónico.

Muchos ni los leen, incluso ni se molestan en borrarlos.

¿Ha muerto el e-mail marketing? no, pero está muriendo.


Compartir en Google Plus