El economista digital

¿Enseñar a ahorrar? ¡Deberíamos enseñar a invertir!

De la cultura del ahorro a la cultura de la inversión

Estamos acostumbrados a ver en programas de televisión, tertulias y debates a "expertos" afirmando que en España no hay cultura del ahorro, que es necesario implementar asignaturas de educación financiera, para enseñar a los niños a ahorrar y gestionar sus finanzas personales.

Se plantean debates como el de si darle o no paga a los jóvenes en edad escolar y se esgrimen diferentes argumentos, unos dicen que es positivo para que aprendan a ver "lo que cuesta el dinero" así como a "gestionarlo". Otros, por el contrario, que son los padres los que deben comprar lo que el niño necesite.

En cualquiera de los casos, el niño probablemente no use la "paga semanal" para tomar una decisión de ahorro, ni tampoco de inversión, sino de gasto o consumo (en cromos de fútbol, golosinas...)

La importancia del concepto de coste de oportunidad y de saber tomar decisiones de inversión

En el momento en que el niño recibe la paga, intuye el concepto de coste de oportunidad, pero lo aplica solo a decisiones de consumo (no de inversión) en el corto plazo.

Por ejemplo, sabe que si su paga es de 10€ semanales, puede destinar todo el dinero a golosinas, pero el coste de oportunidad será que no podrá comprar un bocadillo o un sobre de cromos de fútbol.

Puede repartir el dinero para comprar pequeñas cantidades de aquello que quiere adquirir e incluso ahorrar 2 euros cada semana para poder comprar un producto más caro en los meses siguientes.

Aún así, todo gira alrededor de decisiones de consumo, basa su comportamiento en la lógica del "ahorro presente es el consumo futuro".

ahorro vs inversion


El ahorro va en detrimento del PIB y de tus finanzas personales

Uno de mis profesores de primer año en la Universidad, afirmaba que el ahorro tenía efectos negativos sobre el Producto Interior Bruto. Todos los alumnos quedaban sorprendidos, hasta que podíamos comprobar mediante la fórmula del PIB que esta afirmación era cierta.

En el caso de tus finanzas personales, si acumulas "dinero bajo el colchón", el efecto inflacionario hará que tu dinero valga menos cada año. Tu poder de compra por lo tanto será menor.

En cambio, si en lugar de tener recursos ociosos, destinas el dinero a inversiones en renta fija con rentabilidades superiores a la inflación o bien a formación (con esta inversión obtendrás un retorno a medio/ largo plazo al incrementarse tu salario medio a lo largo de tu vida laboral), conseguirás una rentabilidad.

El ahorro privado resta tanto al PIB como a tus finanzas personales. En lugar de enseñar a "acumular dinero" deberíamos enseñar a gestionar el dinero.
Compartir en Google Plus