Francia y el "derecho a desconectar" del trabajo

En Francia, el trabajo termina cuando sales por la puerta de la oficina


El 2017 ha comenzado con una novedad en la legislación laboral francesa que podría extenderse al resto de economías europeas en los próximos meses. No es relativa a las condiciones del contrato, sino al derecho de los trabajadores.

La tecnología dificulta cada vez más "desconectar del trabajo", cada vez más profesionales encuentran dificultades para dividir vida profesional y personal. Los "workaholics" (adictos al trabajo) están a la orden del día, un email, una llamada o un mensaje de texto son habituales en todas las empresas. Francia quiere poner fin a esta situación.

derecho a descansar


Incertidumbre para el trabajador

Muchos trabajadores desconocen si pueden desconectar o en qué situaciones pueden hacerlo. Una llamada o un email generan prácticamente una obligación intrínseca de respuesta, en caso de no hacerlo, es probable que el trabajador se vea perjudicado en su trabajo y transmita una imagen de "poco profesional" a pesar de que no se encuentra en horas laborales.

Conciliación laboral y sanciones para empresas que no definan la planificación

A partir de ahora, debe haber una negociación entre ambas partes (empresa y trabajador) sobre el "derecho a desconectar", en qué situaciones debe trabajar el empleado (en horario no laboral) y en qué otras no.

De este modo, los trabajadores podrán llevar a cabo una mejor separación entre empleo y vida personal, mejorando la conciliación laboral.

La "conexión continua" puede conducir a trastornos de estrés, malestar e incluso depresiones.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada