¿Cómo gestionar el incremento de stock en una PYME?

El desafío de las PYMES al aumentar el volumen de negocio

Al incrementar las ventas de las PYMES, la gestión de stocks se convierte en una tarea más complicada, con un mayor volumen, realizar previsiones es más complicado, principalmente en etapas en las que nuestro negocio se encuentra en expansión debido a que la volatilidad en las ventas es elevada (hay días con gran volumen de facturación, por encima de la media y otros con niveles más bajos).

caja


La gestión del espacio, sin grandes naves industriales

Las PYMES a menudo no se pueden permitir el alquiler de grandes naves industriales, el coste de logística y almacenamiento es muy superior a sus ingresos (incluso a pesar de incrementar las ventas).

Ante este inconveniente, la gestión del espacio se convierte en una tarea crucial. Desde la colocación de los productos en estanterías expuestas al consumidor final, hasta el orden del stock almacenado.

Sin embargo, cuando el espacio es insuficiente y el local comercial de la PYME se "queda pequeño", alquilar un trastero puede ser una excelente oportunidad de tener nuestra mercancía almacenada en un lugar adecuado, vigilada y segura. Servicios como el de globalbox.es cada vez ganan más adeptos.

Estamos acostumbrados a ver los trasteros como una herramienta de uso particular, especialmente a través de los diversos programas de televisión de subastas de trasteros abandonados. Sin embargo, sus utilidades con fines comerciales son muy elevadas.

No solo como punto de almacenamiento, sino también de entregas de proveedores

Si tus pedidos no llegan en el horario comercial de tu tienda o negocio puedes indicarles a tus proveedores que entreguen el pedido en el trastero. O simplemente si no quieres que tu cliente tenga que ver actividades comerciales en tu local, preservando la estructura de negocio orientado al consumidor final.

Y tú, ¿utilizas trasteros para la gestión del stock de tu PYME?

Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada