¿Por qué invertir en depósitos el segundo semestre del año es una buena idea?

Si hay una frase mundialmente conocida en el sector financiero, concretamente en el mundo de las inversiones y el trading es la de “sell in May and go away”, es decir, vende en mayo y abandona la operativa para recoger los beneficios (traducido literalmente, vende en mayo y vete).

Hay traders que recomiendan invertir en bolsa a partir del mes de noviembre, para beneficiarse del conocido como “rally alcista de fin de año”. No obstante, la bolsa no es una ciencia exacta y aunque esta tendencia se haya repetido en varias ocasiones, en la ruleta de un casino también es posible que el mismo número aparezca en diversas apuestas consecutivas.

Excepto si trabajamos en banca de inversiones, en cuyo caso nos resultará inevitable tomar decisiones y operar en el mercado de valores y forex. En caso de que seamos inversores particulares o novatos en el mundo del trading, es recomendable que en caso de que durante los 6 primeros meses del año hayamos conseguido beneficios en nuestra cartera de inversiones, destinemos parte de este dinero (o la totalidad del mismo) a un depósito a plazo fijo.

La principal ventaja de los depósitos a plazo fijo es que “el dinero hace dinero por sí mismo”. Ya sabemos que el tiempo es dinero, a pesar de que la rentabilidad esperada de un depósito a plazo fijo pueda ser inferior a la de una cartera de renta variable, es reseñable el hecho de que no tendremos que mover ni un solo dedo para conseguir rentabilidad en nuestra inversión y que tampoco asumiremos riesgos.

Recordemos que en bolsa podemos ganar y perder, en cambio en depósitos a plazo fijo como la Cuenta Facto, sólo podemos ganar, ganar y ganar.

cuenta facto


Análisis del Depósito Facto


En el punto anterior he mencionado al Depósito Facto como una opción recomendable de inversión, las principales características de este depósito a plazo fijo son las siguientes:

- La remuneración que podremos conseguir por nuestra inversión será de hasta un 2,10% TAE. Este interés se configurará dependiendo de diversos factores como el importe de la inversión y el plazo en el que depositemos la misma. 

- Es posible tener nuestra inversión generará rendimientos constantes al tipo de interés fijado, durante un plazo que puedes seleccionar entre 3-60 meses

- Los intereses se liquidan de manera trimestral

- Es un producto sin comisiones

- La inversión mínima para abrir una Cuenta Facto es de 10.000 euros. 

Depósitos a plazo fijo como mecanismo para evitar tener recursos ociosos 


En caso de que durante el verano cierres tu operativa en bolsa y derivados financieros y tomes un período vacacional, los depósitos a plazo fijo pueden convertirse en una excelente oportunidad de evitar tener recursos ociosos. Es decir, capital que no genera ningún tipo de rendimiento.

Imaginemos por ejemplo que realizas un cierre de operativa al finalizar el mes de mayo y hacemos un parón durante los meses de verano, junio, julio y agosto, retomando la operativa en renta variable a lo largo del mes de septiembre.


En ese caso, podemos abrir una Cuenta Facto durante un plazo de tres meses, para que nuestro dinero continúe generando rentabilidad mientras nosotros estamos de vacaciones en la playa o visitando algunos de los monumentos turísticos más espectaculares. 


El Depósito Facto en una palabra 


Frente a la dificultad a la que estamos acostumbrados de la operativa en los mercados de renta variable, en la que debemos realizar análisis diarios, tener en cuenta las expectativas y ajustar los “stop loss” y “stop profit”, El Depósito Facto se caracteriza por la facilidad. Con darnos de alta en la página web de Cuenta Facto, realizar una transferencia desde nuestra cuenta bancaria habitual con el importe que nosotros queramos (mínimo 10.000€) e indicar el plazo (de 3 a 60 meses), conseguiremos que nuestro dinero trabaje por nosotros durante los meses de verano.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada