Pokémon Go ya es un fenómeno social

Aquellos que recuerdan cómo en la infancia jugaban a su Game Boy Color, con los primeros videojuegos de Pokémon, con los que pasaban horas de entretenimiento a pesar de la escasa resolución. Son hoy adultos que llevan un iPhone en su bolsillo y que no han dudado a la hora de instalar el nuevo exitazo de Nintendo, que tiene carácter gratuito pero basa su modelo de negocio en ofrecer microcompras para desbloquear objetos dentro del videojuego.

Pokemon Go


Pokémon Go: La realidad supera la ficción

El videojuego de realidad aumentada Pokémon Go, no ha tardado en convertirse en uno de los videojuegos más descargados en los países en los que se encuentra disponible (tardará en llegar más de lo previsto a España, debido a que los servidores se encuentran saturados por el elevado número de descargas y jugadores activos).

La realidad aumentada de Pokémon Go hace que el escenario del videojuego sea el mundo real, por ese motivo, deberás acostumbrarte a chocarte con gente por la calle, que no envía un WhatsApp ni tampoco se hace un "selfie" sino que está capturando a un Pikachu salvaje con su pokeball.

Niantic, la desarrolladora de Pokémon Go que nació en Google

Hace un año Niantic declaró su independencia de Google cuando la marca corporativa pasaba a renombrarse como Alphabet.

Hoy, es conocida como la compañía que ha desarrollado el último top descargas de videojuegos de Nintendo.

Nintendo ha evolucionado en Bolsa gracias a Pokémon Go

El pasado lunes, el valor de las acciones de la empresa japonesa se dispararon un 25% en bolsa. Las microtransacciones de Pokémon Go han generado ya unos beneficios para Nintendo de 14,4 millones de dólares.

Más de 7,5 millones de jugadores en EEUU confirman que Pokémon Go es un fenómeno social

En Twitter incluso hemos visto cómo establecimientos físicos lanzaban ofertas promocionales con "temática Pokémon"

Este era el aspecto de Central Park en Nueva York, repleto de entrenadores Pokémon:


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada