¿Ha llegado el fin de ciclo para La Roja?

El fútbol es impredecible, y tal vez sea ese el principal motivo por el cual el deporte rey atrae a tantos aficionados de todo el mundo para ver lo que ocurre en los 90 minutos de juego. La Eurocopa 2016 acabó recientemente este mes, dejándonos con varias sorpresas por el camino. Mientras que los fans portugueses demostraban su entusiasmo con la victoria de su selección, la mayoría de españoles asistíamos con desesperación a una mala actuación de La Roja.

El escenario de las semifinales fue, probablemente, uno de los aspectos más sorprendentes ¿Dónde estaba la selección española? Tras su derrota ante Croacia, España perdió la cabeza de su grupo y acabó en el otro lado del sorteo, emparejada ante Italia. Los italianos vencieron por 2-0 a los españoles, dejando al otro lado sin uno de los rivales más duros y permitiendo a Portugal avanzar en su camino hacia la final.

¿Qué representa todo esto para España, y para el fútbol en general? El fútbol evoluciona en base a ciclos, y era cuestión de tiempo que a La Roja le llegara el fin del suyo.

Por desgracia para los aficionados que disfrutamos del espectáculo del fútbol, a todo equipo y jugador le llega su hora de retirada. Cuando España ganó el Campeonato deEuropa en 2008 y 2002, contaba con un equipo de una increíble calidad formado en gran parte de jugadores del Barcelona, que arrasaba allá donde fuera, haciéndose con la mayoría de títulos de La Liga y de Champions.

Una de las figuras clave tras el éxito de la selección española era indudablemente Xavi, quien actuaba como metrónomo instrumental del equipo en el centro del campo, ayudado por su compañero del FC Barcelona, Andrés Iniesta. Ambos eran imparables hace algunos años, y si les sumas a figuras como Cesc Fabregas y Fernando Torres a su lado, no es de sorprender que España consiguiera acumular tantos títulos. Así pues, y a pesar de la floja actuación y malos resultados de 2016, el legado de nuestra selección será recordado por un largo tiempo.

En los primeros compases del torneo, nada indicaba que la tónica general a la que La Roja nos tenía acostumbrados iba a cambiar. Una victoria fácil contra Turquía dejaba muy buenas sensaciones entre los aficionados. La buena actuación de Nolito despertó el interés de Pep Guardiola para el Manchester City, quien se aseguraba su traspaso desde el Celta de Vigo.

Sin embargo, unas actuaciones muy deslucidas ante las selecciones croata e italiana sellarían el destino de España, forzadas en parte por un muy buen planteamiento táctico de los rivales. Como ya señalaban en 888sport, este cambio de una estrategia basada en la posesión a una astuta táctica de presión adoptada por otros equipos, tal y como se viera en la victoria por sorpresa de Portugal contra Francia, resultaría siendo muy efectiva.

Los lusos lograron la victoria jugando la mayor parte del partido sin su capitán y jugador talismán Cristiano Ronaldo, ejerciendo una constante presión para anular la amenaza de Francia, y firmando un gol de la victoria del delantero Eder, durante el tiempo añadido.


El debate se centra ahora en aclarar si Portugal es o no la mejor selección del momento. Algunos analistas sugieren que el resto de equipos simplemente no estuvieron al nivel, permitiendo a la selección lusa avanzar sin obstáculos. Todas las miradas están ya puestas en la Copa del Mundo de 2018 en Rusia, para determinar si hay algún cambio respecto a este europeo.

Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada