Entrevista a Juan Merino, Presidente de CEAJE

juan merino ceaje


¿Cuál es el propósito del Encuentro Comercial de Jóvenes Empresarios?


Es una excelente plataforma para la apertura de nuevas expectativas y posibilidades de negocio de ámbito nacional, así como el establecimiento de numerosos contactos comerciales.       
  
Favorecer el desarrollo y consolidación de las iniciativas de nuestros jóvenes empresarios en el tejido empresarial nacional.
Satisfacer necesidades comerciales en las diversas modalidades de: cliente, proveedor, colaborador, alianza, franquicia, etc.
Optimizar el tiempo, los recursos y el esfuerzo comercial de los participantes.
Asesorar a jóvenes empresarios en materias como la Fiscalidad y la Innovación
Impartir una jornada de carácter formativo con oportunidades para captar ideas.
     
El lema del evento es “SUPPORTS FOR ECONOMIC AIDS AND INNOVATION”. ¿Considera que las políticas de austeridad materializadas en forma de reducciones en las partidas de gastos (en especial I+D+i) han perjudicado a los jóvenes empresarios? ¿Cuál es la gravedad de los efectos de las mismas?

·         Nuestras propuestas en I+D+i y TIC´s son las siguientes:

Mayor difusión de las ventajas y deducciones por I+D+i.
Incremento del porcentaje de deducción en el impuesto de sociedades, hasta el 20%, garantizando plena seguridad jurídica para los programas de inversión de las empresas mediante el desarrollo de un entorno legal adecuado, haciendo compatible la deducción fiscal por actividades de investigación, desarrollo e innovación en el Impuesto de Sociedades, con las deducciones de la Seguridad Social previstas para el personal investigador.

·         En cuanto a Fiscalidad y Seguridad Social.

a. REDUCCIÓN DE CARGAS EN LOS PRIMEROS AÑOS

Reducción de las cargas impositivas o de cualquier otra índole, que emitidas desde la administración, dificulten la consolidación de proyectos empresariales en fase inicial.
Carencia tributaria para nuevos emprendimientos, fijando un ejercicio de flexibilidad o bonificación en la fiscalidad de sus operaciones.
Escala progresiva de tipos impositivos de modo que se equiparen a empresas consolidadas a partir del tercer año de actividad.
Reducción de la cuota de autónomos. La cuota mensual de 50€ durante los 6 primeros meses es insuficiente, siendo necesaria la ampliación a los 24 meses de actividad.

b. DEDUCCCIONES POR INVERSION EN PROYECTOS

Integrar dentro del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas, una deducción por inversión en capital de proyectos empresariales de nueva creación.

c. FISCALIDAD INNOVADORA

Diseñar modelos de deducción de impuestos no tradicionales para aspectos como la generación de ideas, la innovación o la responsabilidad social, cuando estas aportaciones de la empresa suponen un valor para la comunidad.

Establecer una normativa fiscal favorecedora para los inversores de Business Angels, permitiéndoles las deducciones a las sociedades y particulares que actúen como tales hasta 30.000 €.
Creación de una deducción fiscal o diferimiento impositivo en sede de impuesto de sociedades para los beneficios de empresas no distribuidos y que se aporten a una reserva especial e indisponible por plazo de 5 años.

¿Opina que en España hay un juego de “doble moral” con los jóvenes empresarios? Es decir, todo el mundo dentro de los poderes políticos habla de la importancia de “emprender” y sin embargo el coste de darse de alta como autónomo es de los más elevados de la Unión Europea.

Según la clasificación que acaba de publicar el Banco Mundial en su informe “Doing Business 2016”, España ha avanzado al puesto 33 de un total de 189 economías en facilidad para hacer negocios. No obstante, nuestro país todavía ofrece bastantes dificultades para la apertura de una empresa, ya que en este indicador nos corresponde el puesto 82… Continuamos sufriendo la falta de coordinación entre las administraciones, además de una alta variación de tiempo necesario para la apertura dependiendo de en qué provincia de España se trate. Nadie asesora a los emprendedores adecuadamente en la administración, y las ventanillas únicas no funcionan todo lo bien que se desearía.

Además de las trabas burocráticas, la falta de apoyo financiero es la principal dificultad, por lo que necesitamos que se fomenten fuentes alternativas de financiación.

Otro gran obstáculo es el miedo al fracaso. La experiencia demuestra que los empresarios que aprenden de sus errores suelen tener más éxito en sus intentos posteriores.  En resumen, la aversión al riesgo, unido a la maraña de regulaciones, la rigidez del mercado laboral, el esquema autonómico, que debilita la unidad de mercado, el escaso desarrollo de los mercados financieros de capital riesgo y la falta de financiación e incentivos fiscales, hace que iniciar un negocio sea una ardua tarea, y mucho emprendimiento se queda por el camino.

Es necesario que se pueda constituir una empresa en 48 horas y que se puedan realizar todos los trámites de manera telemática.

¿Cómo cree que se puede transmitir la “filosofía del fracaso” a los jóvenes empresarios? (En la mayoría de conferencias sobre emprendimiento, parece que la única opción al emprender es el éxito).

En España tenemos un sentido muy acusado del ridículo. Se puede entender que nadie quiera hablar de una situación en la que ha sufrido; todos huimos del sufrimiento, pero de él se pueden obtener y se obtienen cosas positivas y esa visión positiva es la que tratamos de difundir. En la empresa, en especial, los fracasos obtenidos como consecuencia de los errores vividos, son activos que debemos de incorporar a la ecuación.

Más allá de la mentalidad de cada uno, lo cierto es que nuestro tejido empresarial, en general, tiene una especial aversión al fracaso. En este sentido, EE.UU. tiene mucho más arraigada esta cultura del fracaso, considerada por muchos expertos un motor de aprendizaje brutal durante la trayectoria profesional de una persona. En EEUU se crean más empresas que en Europa porque el emprendedor sabe que si fracasa, no le costará volver a encontrar empleo. Allí se contempla como una experiencia de la que aprender, se valora más la iniciativa y la valentía y se prefiere el fracaso a no intentarlo.  A aquel que ha fracaso alguna vez, cualquier situación de dificultad le parecerá poca cosa en comparación con la situación anteriormente pasada, por lo que trabajará mejor bajo presión. También, en este país, la sociedad y el sector inversor y empresarial, valoran muy positivamente la existencia de tropiezos y fracasos en el historial del empresario que les pide confianza.

Creemos firmemente en el fomento de la cultura emprendedora, y como no, en considerar el fracaso como parte de la experiencia empresarial. Debería ser obligatorio tratar el asunto en todas las materias educativas, y señalando ejemplos prácticos de superación. Es importante la despenalización del fracaso empresarial, incluyendo la limitación de los riesgos económicos adjuntos a la actividad empresarial, y la visión negativa del emprendedor cuyo proyecto no llega a buen término.

¿De qué forma ayuda CEAJE a jóvenes empresarios?

Es una de nuestras funciones principales, sobre las que gira cada recurso empleado por CEAJE y nuestras AJEs. En nuestras Asociaciones de Jóvenes Empresarios territoriales contamos con expertos en cada área. En las AJE’s asesoramos a los emprendedores desde la idea hasta la puesta en marcha de la empresa con una labor de acompañamiento y tutorización durante todas las etapas, además de tener la oportunidad de compartir con otros empresarios jóvenes asociados, jornadas, actividades, vivencias y red nacional e internacional de jóvenes empresarios, con lo que todo ello puede reforzar su proyecto.

Trabajamos en coordinación con las Asociaciones y Federaciones de Jóvenes Empresarios territoriales en fomentar la colaboración entre Universidad, Centros de Formación Profesional, Empresas y AJEs. Organizamos jornadas, actividades y proyectos orientados a la transmisión de aspectos relacionados con la cultura del riesgo y superación del miedo al fracaso, inculcando los valores del esfuerzo y el trabajo en el alumnado. Abogamos por crear departamentos de emprendimiento y empresa en las universidades, contando con la estructura de CEAJE, ya que aún no todas cuentan con ellos, y educar desde la óptica de la empresa. Sería interesante además promover la realización de prácticas en una empresa durante una semana, por ejemplo, por parte de alumnos de 4º de ESO y Bachillerato, para que conozcan de cerca y se familiaricen con el mundo de la empresa, y puedan valorar la opción de emprender en sus futuros profesionales.

¿Cómo puede gestionar el éxito un joven empresario? Las organizaciones en el mundo actual crecen de forma exponencial, esto acarrea otro problema, la gestión del éxito, eso que todos persiguen desde el minuto uno, pero cuando llega ¿cómo hacer que el éxito no “les venga grande” a los jóvenes empresarios?

Morir de éxito significa que las cosas van tan bien que no somos capaces de asumir la demanda extra que supone ese éxito, es decir, que tanta gente quiere acceder a lo que se ofrece que no se es capaz de poder satisfacer a todas esas personas. Suele ser un problema debido a que no se ha sabido estimar bien cuál iba a ser nuestro éxito (cuánta gente o cuántas unidades nos iban a comprar) y por tanto no hemos podido prever los recursos que necesitaríamos para poder cubrir esa demanda.  Por tanto, es importante, tener capacidad de reaccionar a tiempo y planificar todo lo máximo posible.

¿Cuáles son los futuros proyectos de CEAJE?

Continuar mejorando el entorno en el que nacen y se desarrollan las empresas y contribuir al fomento de su estabilidad, competitividad, continuidad, innovación e internacionalización, además de atender las necesidades de información, formación, asesoramiento, investigación y perfeccionamiento de las Asociaciones y Federaciones de Jóvenes Empresarios territoriales, y por ende, de los jóvenes empresarios asociados; defendiendo los intereses de los jóvenes empresarios de España. Queremos potenciar la situación de liderazgo natural que en CEAJE tenemos en el contexto internacional, por el hecho de ser miembro relevante de FIJE (Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios), que aglutina a todos los países de Iberoamérica, así como por ser actor principal en YES FOR EUROPE (Federación de Asociaciones Nacionales de Jóvenes Empresarios de Europa) y en G20YEA. Somos plataforma natural reconocida entre Iberoamérica y Europa.

Además, queremos seguir colaborando con las instituciones para fomentar la sensibilización acerca de la importancia de la empresa y del joven empresario en la sociedad del bienestar, así como potenciar la competitividad empresarial con propuestas como la escabilidad en las cotizaciones sociales acorde a los ingresos netos del joven empresario y la promoción de la cultura emprendedora, resaltando el esfuerzo, la constancia y la honestidad como valores que han de transmitirse en todos los niveles educativos y profesionales.


Queremos seguir encarnando y proponiendo un modelo nuevo y fresco de organización empresarial para el presente y el futuro, a base de independencia, autonomía y aportación de valor, sostenibilidad con recursos propios y a partir de colaboraciones concretas y proyectos específicos. Seguir siendo foro de encuentro y de sinergias, evitando ser un sistema estático, y con un permanente afán por el dinamismo y la rotación de cargos, la actualización de conceptos y un discurso propio.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada