'Challenger Banks', la amenaza FinTech que teme la 'Banca tradicional'

El sector FinTech es muy amplio en variedad de productos, herramientas y servicios financieros, así como de 'subsectores' en los que se enmarcan cada uno de ellos.

La mayoría de productos y servicios FinTech no suponen una amenaza para la banca tradicional o las entidades bancarias que buscan reconvertirse en "banca móvil". En la transformación forzada por la disrupción del sector FinTech encontramos también a "falsos conversos", entidades que lanzan una App pero siguen teniendo un soporte principalmente offline a través de redes de oficinas.

Herramientas de microfinanciación a particulares como MoneyMan o herramientas para transferir dinero como TransferWise, son productos financieros innovadores que no compiten directamente con entidades bancarias, puede que de forma indirecta con algunos de sus productos, pero que sin duda podrían integrarse a la perfección en plataformas bancarias virtuales como parte de los productos FinTech ofertados por una determinada compañía bancaria digital.

El verdadero enemigo de la 'Banca tradicional' son los 'Challenger Banks'

challenger bank


Les gustan los desafíos y les encanta desafiar al sistema bancario clásico, lo llevan en su ADN y también en su nombre.

Fueron los primeros en darse cuenta de que miles de usuarios querían un banco sin colas de espera, sin papeleo y sin "costes de suela de zapatos".

En España, ING Direct fue el preludio de un modelo de negocio que no necesitaría ninguna sucursal física, simplemente un marketplace global llamado internet.

Los últimos movimientos por parte de los 'Challenger Banks' han hecho saltar las alarmas en aquellas entidades bancarias que todavía consideraban el FinTech como una moda (tal vez los mismos genios que dijeron en su día que Google era una burbuja).

Number 26, renombrado como N26 ha sido el último "challenger bank" en conseguir una licencia bancaria, este banco digital de origen germano cuenta ya con más de 200.000 clientes en los 8 países en los que está presente.

El éxito de este modelo de negocio, se encuentra principalmente en los "millenials", generación que ha sido tildada de ególatra y narcisista en múltiples ocasiones, pero que lo único que quiere es gestionar sus finanzas de forma eficiente sin perder tiempo ni tener que ver como un "asesor financiero" le intenta colar unas preferentes o un derivado financiero cada vez que hace alguna consulta en la sucursal bancaria más cercana.

Pero no solo a los "millenials" les encanta este modelo bancario fruto de la revolución FinTech, sino también a todos aquellos consumidores que quieren un mercado financiero competitivo con productos más atractivos para el cliente (debido al ahorro de la red de oficinas y personal), personalizados en función de sus necesidades y a su alcance cuándo y dónde quieran (modelo 24/7).

Estimados bancos tradicionales, ¿tenéis miedo ahora?
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada