Podemos, del verbo podar, no poder

Artículo de opinión, aprovechando que todavía hay libertad de expresión

El adoctrinamiento de masas funciona, es una realidad. Aprovecha el ego de la gente cuyo nivel de inteligencia (emocional) no está preparado para salir del supermercado sin comprar esperanza, ilusión, optimismo y todos esos sentimientos que nos invitan a soñar con un mundo mejor.

El marketing, ha sabido desde siempre aprovechar esto, no para vender un producto, si no para generar un sentimiento colectivo que conduce a la "masa" a comprar todo aquello que el sentimiento les dice que compren.

En el fútbol, hay gente que es capaz de enfrentarse de forma violenta con otras personas, por una camiseta que para ellos representa mucho, pero para el club no va más allá del nombre del patrocinador que lleva impreso y por el que aquellos que tienen sentimiento por ese equipo no dudan en pagar más de 100€ por hacer publicidad.

En política, ocurre algo muy similar, la "nueva política" ha aprovechado el sentimiento de malestar general de la sociedad española para convertirlo en su producto estrella durante la campaña electoral. Lo peor de todo, es que nunca ha rechazado la violencia, para ellos el fin siempre ha justificado los medios, dentro de un radicalismo que llega a hablar de "tomar el cielo por asalto"

El marketing nunca vendió productos, sino soluciones

Podemos gira toda su estrategia de marketing (herramienta inventada por el capitalismo al que tanto critican) acerca de vender soluciones a los principales problemas de los españoles, soluciones irrealizables, que muchos en situaciones delicadas no tardan en decidirse a comprar.

Yo no quiero un país, en el que los que ganan más porque han trabajado más durante toda su vida, paguen más que los que destruyendo y no aportando nada a la sociedad por decisión individual exigen derechos, rentas básicas...

Quiero un país en el que los que ganan más ayuden a los que menos tienen, porque (los que menos tienen) aunque se esfuercen al máximo, la sociedad no les ha brindado la oportunidad que merecen. 

Todavía no conozco a nadie que dando lo mejor de sí mismo, no haya conseguido lo que se ha propuesto.

Podemos no quiere premiar al que se esfuerza, si no al que no lo hace, de ahí que su campaña esté resultando un completo éxito en España.

En los "ayuntamientos del cambio", lo único que ha cambiado es el nombre de las personas que ocupan los sillones de hierro, porque los salarios siguen siendo los mismos, e incluso en algunos casos más elevados, también las contrataciones a dedo y el "amiguismo" que tanto critican.

Podemos es una palabra polisémica, en el caso del partido político el verbo podar, no poder, es más acorde a su estrategia. 

podar


Podar toda una estructura democrática de derechos y libertades a base de crear una relación de empatía con los que no tienen por parte de líderes que SÍ tienen y mucho dinero, pero cuidan hasta el más mínimo detalle de marketing en su campaña (empezando por la coleta) para transmitirle al pueblo que son iguales que ellos, cuando en realidad son Ricos con piel de pobre, frase que debería haberse usado para referirse a ellos, en lugar de "lobos con piel de cordero".


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada