Hipotecas a tipo fijo ¿Y si llega la inflación?

En los últimos meses, hemos visto como la inflación se encuentra en niveles negativos (deflación) o próximos a cero. Si tenemos en cuenta la variación mensual del mes de mayo en relación al mes de abril, es positiva, concretamente del 0,6%, si atendemos a la variación anual, vemos que el IPC es negativo (-1,0%).

Paralelamente, los tipos de interés fijados por el Banco Central Europeo, se encuentran en niveles muy bajos y el principal indicador de referencia en las hipotecas, el Euribor ha entrado en el terreno de los tipos negativos.


Aunque el Banco de España, dijera de forma rotunda no a la devolución de dinero a clientes que han contraído una hipoteca con una entidad bancaria vinculada al Euribor, los bancos pueden atravesar dificultades si el índice de precios inicia una tendencia alcista.


¿Por qué no devuelven dinero los bancos con Euribor negativo?

Porque una deuda está compuesta por el principal más los intereses, esto ocurre tanto en las hipotecas como en los préstamos personales.

En caso de que una persona tenga una hipoteca de 300.000€ con el Euribor negativo  o cero, tendrá la obligación de devolver el importe total, que representa el principal, no una cantidad inferior a la adeudada (situación que se produciría si el banco devolviera dinero a los clientes que tienen su hipoteca vinculada al Euribor).

¿Qué son las hipotecas a tipo fijo?

Aquellas en las que el prestatario paga un importe fijo (cuotas) que viene determinado por un tipo de interés prefijado sobre el principal. En la actualidad es posible encontrar hipotecas a plazo fijo a un 2,653% TAE, es decir, que para una hipoteca de 100.000 euros a 15 años, el importe total a devolver es 120.330,76€ siendo el coste de los intereses 20.330,76€

¿Cómo puede afectar la inflación a un banco que concede hipotecas a tipo fijo?

La inflación tiene un efecto negativo para los prestamistas de dinero. Debido a que el dinero prestado tiene menos valor conforme mayor es la inflación. Si tenemos en cuenta el ejemplo anterior, con una TAE fija del 2,653%, la entidad bancaria obtendría beneficios si la media de la inflación en los 15 años fuera inferior al 2,653%, en caso de que fuera superior, perdería dinero con la hipoteca concedida.

Por ejemplo, en caso de que hubiera una inflación media anual del 3% durante los 15 años, la entidad bancaria que concedió la hipoteca obtendría unas pérdidas sobre esa hipoteca del -0,347%.

Si el banco concedió 1.000 hipotecas como la del supuesto anterior, habría concedido 100 millones de euros en hipotecas con una rentabilidad del -0,347% por lo que el banco habría perdido 347.000€

El objetivo del Banco Central Europeo es garantizar unos niveles de inflación estables a lo largo del tiempo (próximos al 2%).

Al lanzar hipotecas a tipo fijo, los bancos asumen que los niveles de inflación se situarán por debajo de los tipos de interés a los que ellos han concedido las hipotecas en los próximos 15 años (al menos la media del conjunto de años).
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada