El dinero nunca duerme, los robo advisors tampoco

La inteligencia artificial ya gestiona 50.000 millones de dólares en EEUU

robo advisor



Invertir en bolsa requiere de tiempo y dinero. Muchas personas tienen lo primero, pero carecen de lo segundo, el resto, tiene muy poco de lo primero y una cantidad considerable de lo segundo.

Para este segundo perfil de personas, que quieren sacar partido de sus ahorros, pasando de recursos ociosos a capital invertido, sin perder tiempo gestionando ellos mismos su cartera, es decir, actuando como inversores particulares o traders, acudir a un gestor de carteras de inversión resulta la mejor opción,  al menos, lo era hasta ahora.

El problema, es que entre gestor y cliente, a menudo existe un problema de riesgo moral. El primero gana cuantos más fondos tenga, es decir, más clientes. Si cada cliente quiere una cartera diferente, personalizada, la calidad del asesoramiento será irremediablemente peor conforme el gestor incremente el número de clientes que tiene. A menudo, encontramos problemas de riesgo moral, o mejor dicho, encontrábamos. Hay un gran enemigo de los gestores de carteras de inversión, que además, no incurre en riesgo moral, los robo advisors.

Menores comisiones

La introducción de robots que sustituyen el factor trabajo de humanos en la gestión de carteras, se traduce en un ahorro para los inversores en las comisiones.

Sin embargo, las carteras de inversión, siguen mostrando en general unos pobres resultados, muy pocas logran batir a los indices de referencia.

La "revolución digital" llega a Wall Street

En Estados Unidos, los robo advisors gestionan ya 50.000 millones de dólares y todas las previsiones apuntan a que este crecimiento continuará.

La tecnología ha irrumpido con fuerza en el sector financiero, ya lo hemos visto con el "boom de las fintech", parece que los robo advisors seguirán el mismo camino.




Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada