¿Por qué los negocios no deben olvidarse de su seguridad física?

Desde que la invención de las computadoras encaminó nuestro punto de vista hacia la era digital, muchos han sido los esfuerzos por mantener seguro el elemento primordial en cualquier tipo de negocio: la información.

Sin información, los negocios colapsarían; ha sido, es, y será el activo más importante que exista en el ámbito de la informática.


oficina


Resulta contraproducente creer que la protección digital de la información es absoluta, ante ataques externos, hackers, virus informáticos, robo de información. Esto no es cierto; de nada sirve el inmenso esfuerzo que las empresas puedan aportar a su seguridad digital, de no contemplarse la implementación de la seguridad física, en aspectos tan básicos como combatir incendios, por ejemplo.

La importancia de la seguridad física

Resulta que en la actualidad este tipo de seguridad ha quedado rezagada a un segundo plano, pues generalmente se ignora o se olvida que a la hora del diseño, o implementación de un sistema informático de cualquier naturaleza. En este mundo globalizado todo es manejado a través de internet y la preocupación se centra en mantener segura la información que viaja por las redes, y se olvida de los potenciales intrusos que pueden estar tan cerca. El peligro puede pasar tan inadvertido, como el ataque del propio empleado de la empresa, por razones que irían desde lucrarse por la información obtenida ilegalmente, hasta simplemente buscar hacer daño por inconformidad con el trabajo desempeñado. Cualquiera que sea el caso, para el atacante fue más fácil obtener la información y ni siquiera tuvo la necesidad de recurrir a herramientas complejas de software para hacerlo.

Por esta razón es vital que las empresas consideren en sus políticas de seguridad  darle la misma importancia tanto a la seguridad digital como a la seguridad física de la misma; en la actualidad existen una gran variedad de alternativas como la alarma Verisure de Securitas Direct que ofrece, entre otras cosas, la posibilidad de controlar la protección del negocio u hogar desde un dispositivo móvil.

 A continuación, se describen los peligros más comunes que deberían considerarse, con el fin de tomar acciones de manera rápida y eficaz ante este tipo de riesgos:

     De carácter natural se puede citar: incendios, instalaciones eléctricas, inundaciones, clima, entre otros.
     De carácter humano se pueden considerar: acciones hostiles como robos, fraudes, sabotajes, etc.

Consideraciones a tomar en cuenta

Con respecto a la seguridad física ante ataques hostiles, se aconseja considerar la implementación de controles de acceso, cuyo fin es básicamente identificar al personal y asociarlo al acceso de la empresa o institución en la que trabaja.

Estas implementaciones efectivamente dependerán de la naturaleza de la empresa, su tamaño, y la cantidad de información que maneja, las más comunes son: la utilización de guardias de seguridad, detectores de metales, utilización de sistemas biométricos, uso de animales para la detección de elementos que potencialmente puedan afectar la seguridad del negocio.


En conclusión, es importante conocer en todo momento el estado del medio en el que se desempeña una empresa; el control de la información digital no garantiza en absoluto su seguridad. Las alternativas estudiadas demuestran que la integración de la seguridad física mejora la capacidad de respuesta, ante ataques o catástrofes in situ, y brinda el nivel de control que toda empresa debe poseer. 
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada