¿Es una buena idea que la jornada laboral termine a las 18:00 horas?

Rajoy, el mayor crítico del populismo, no ha dudado en hacer del mismo su estandarte. El presidente del gobierno que aprobara una de las reformas laborales más duras en la historia de la democracia española, quiere reinventar su imagen con una medida que carece de utilidad.

Su pretensión por ajustar los horarios a los del resto de Europa, pasa principalmente por reducir el tiempo destinado a comer y limitar la hora en que finalice la jornada laboral a las 18:00 horas.



Esta medida resulta absurda, por los siguientes motivos:

-Podría ser compatible con aquellos trabajadores a tiempo completo. Aún así, les obligaría a entrar antes a trabajar por la mañana o a llevar a cabo una jornada intensiva. Sin embargo ¿qué ocurre con los trabajadores a tiempo parcial en horario de tarde?

-Los horarios de buena parte de los países del norte de Europa están fijados para aprovechar al máximo las horas de luz solar. Por contra, en España disponemos de más horas (de luz), por lo que la idea no tiene sentido alguno más allá del populismo.

-Al recortar la jornada laboral, aquellos "trabajadores por horas", pueden ver como se les recorta una hora de trabajo al día, (entre 20 y 24 horas mensuales), si ponemos una media de 10 euros la hora, se traduciría en una caída del salario de entre 200 y 240 euros al mes, y por todos es conocido, que este tipo de trabajos, junto a los temporales, representan un alto porcentaje del total.

Se nota la proximidad de nuevas elecciones, la venta de humo ha comenzado.

Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada