La venta de viviendas comienza fuerte en 2016

Arranca el nuevo año con un crecimiento notorio de la compraventa de inmuebles respecto a las transacciones registradas a comienzo de 2015. Según el Consejo General del Notariado se trata de un aumento del 26,6%, habiéndose alcanzado las 27.568 operaciones. Tal y como podemos leer en el blog de la inmobiliaria Haya, esta evolución favorable del mercado tiene su origen en los pisos de segunda mano: su venta aumentó un 32,8% durante el pasado año. Además, cabe señalar la vivienda familiar como otro de los motores de la expansión (sus operaciones se incrementaron en un 22,6%).




Uno de los síntomas de la recuperación del sector es la subida del precio del metro cuadrado (2% interanual). Un repunte ligero pero significativo, tanto en pisos de primera como de segunda mano (1405 € y 1732 €, respectivamente). Aunque el incremento mayor lo protagonizan las viviendas unifamiliares (4,5% de aumento). La venta de terrenos, solares y de otros inmuebles ha acompañado igualmente la escalada, superando las 6.500 operaciones.

Como era de esperar, la cifra de préstamos hipotecarios ha experimentado una notable mejora: 220 operaciones (un aumento interanual del 7,3%). Y, si bien este tipo de financiación supone el 43,1% de las adquisiciones, su cuantía ha subido hasta los 777.725 € (un aumento del 27,2%). Estamos hablando de importes medios de 107.880 € y de un incremento del 3,6% de dicho importe sobre viviendas durante el pasado año.

Según el Instituto Nacional de Estadística, en diciembre de 2015 eran 19.362 las hipotecas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad. Esto es, un 21,1% más respecto al mismo mes de 2014. Andalucía, Cataluña y Madrid son las comunidades con mayor número de hipotecas en diciembre (más de 9.000 entre las tres). Las mismas tres son además las regiones con tasas más altas de hipotecas en 2015. Por su parte, el Principado de Asturias, Aragón y Cataluña presentan las mayores tasas de variación anual. Asimismo, el Principado de Asturias, la Comunidad Foral de Navarra y Castilla y León presentaron las menores tasas.

Por naturaleza de la finca, las hipotecas se concentran sobre viviendas (un 60,6%). Los solares y fincas rústicas representan apenas un 5,5% y 5,3%, respectivamente. En cuanto al tipo de interés, nueve de cada diez hipotecas utilizan un interés variable (una es de tipo fijo). El Euribor sigue siendo la referencia más empleada, mientras que el plazo medio es de 21 años. Por otro lado, descienden el número de hipotecas que cambian sus condiciones con respecto a diciembre de 2014 (una disminución del 17,4%).



Se trata de unos datos esperanzadores, especialmente en lo que respecta a la evolución mensual. Y es que entre los años 2011 y 2014 el mes de diciembre había registrado reducciones significativas en relación a noviembre (-12,9; -8; -11,1; -3,3). Por primera vez en mucho tiempo la variación ha sido, aunque pequeña, positiva: 0,6. Lo mismo ocurre con el capital prestado en hipotecas al final de los últimos años: disminuciones del -16,9; -9,6; -15,7 y -3,1 (años 2011-2014). En diciembre de 2015, en cambio, las financiaciones han crecido un 1,8.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada