10 Consejos para permanecer concentrado todo el día, según los científicos

La concentración resulta vital para el correcto desarrollo de nuestro trabajo. No importa si somos estudiantes o empleados de una empresa, nuestra productividad se ve afectada de manera directa por este factor, por lo que debemos aprender estrategias que nos permitan garantizar la concentración, o al menos evitar que esta disminuya.

Fatiga, distracciones, falta de motivación...Las causas que pueden ayudarnos a entender la ausencia de concentración durante una jornada de trabajo son de lo más variado.

No debemos abusar del café ni de bebidas energéticas que tienen un "efecto rebote". Puede que nos ayuden a concentrarnos durante una o dos horas como máximo. Sin embargo, durante el resto de la jornada puede que nos distraigamos incluso con una mosca que pasa volando por delante de la pantalla de nuestro ordenador.

Tampoco debemos tomar medidas extremas para "garantizar" la concentración, todos sabemos cómo acaba la película "El Lobo de Wall Street" (en la que, atención spoiler, la mayoría consumían sustancias estupefacientes para maximizar la concentración).

Estas son las 10 formas (según los científicos) de conseguir estar concentrado durante todo el día


1.-Realiza breves descansos

A los estudiantes seguramente les suena aquello de descansar un cuarto de hora cada dos horas de estudio.

En la oficina no podemos estar haciendo "breaks" cada poco espacio de tiempo, básicamente porque el tiempo es oro y el trabajo se acumula.

Sin embargo, hacer una breve pausa para beber agua o descansar un par de minutos la vista dejando de mirar a la pantalla del ordenador, pueden ayudarnos a concentrarnos mejor en los minutos próximos y por qué no, también a ser más productivos.

2.-Entrena a tu cerebro para concentrarte

Tu cerebro necesita entrenarse en caso de que te distraigas con facilidad. En la actualidad, "poner en forma" a nuestro cerebro resulta más fácil que nunca, puesto que tenemos a nuestro alcance multitud de juegos de entrenamiento cerebral, no te los tomes a broma, mira lo que dice New Scientist al respecto.

3.-Mantente a distancia de la pantalla del ordenador

Usa la regla 20-20-20, cada 20 minutos, mantente alejado 20 pies durante 20 segundos de la pantalla de tu ordenador. Tu vista y tu agotamiento mental te darán un respiro.

4.-Duerme el tiempo necesario

Si duermes tres horas al día, lo más probable es que tu cara termine sobre la mesa del escritorio durante las horas de trabajo.

Las horas de sueño son muy importantes para evitar que el cansancio nos distraiga. Garantiza al menos 6 horas de descanso cada día, lo óptimo serían 8 horas.

5.-Trabaja offline

Tener una libreta a mano en la que planificar tus tareas, hacer un resumen con los pasos a seguir en tu próxima reunión o diseñar tu estrategia de trabajo, te permitirán seguir una línea de decisión clara que evite distracciones.

En ocasiones, la concentración desaparece cuando no priorizamos y empezamos a dudar qué tarea hacer primero, por lo que terminamos intentando hacer varias a la vez y ahí llega el siguiente punto que nos impide estar concentrados durante todo el día.

6.-Evita hacer varias tareas a la vez

Trabajarás el doble o el triple que si realizaras sólo una tarea, tu cerebro se agotará rápidamente y probablemente el resultado de cada uno de los trabajos que has realizado sea de una calidad mediocre.

De nuevo, priorizar es vital.

7.-Intenta tener un lugar de trabajo tranquilo

Excepto si trabajas como agente de bolsa, evitar los ruidos te ayudará a concentrarte. Una oficina en la que los ruidos de la calle son frecuentes (tráfico, gente hablando...) no parece la mejor opción. Además darás mala impresión cuando hables con alguien por teléfono.

8.-Aprende a desconectar (deja el trabajo en el trabajo)

Si estás 24 horas pensando en el trabajo, tu cerebro llegará un momento en el que diga "basta". Además, la hormona del estrés alcanzará niveles elevados y esto afecta no sólo a tu concentración, también a tu salud.

9.-Elabora listas

Todos sabemos que las listas están muy bien para priorizar tareas, pero tienen un cometido de una trascendencia igual o incluso mayor, permitirnos recordar qué tenemos que hacer y cuándo lo tenemos que hacer.

10.-Practica meditación

Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, revelaba que aquellos estudiantes que practicaban meditación durante veinte minutos al día, cuatro días a la semana, mejoraban sus habilidades cognitivas.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada