¿Qué nos dice el índice Big Mac 2016?

El pasado 9 de enero, The Economist publicó uno de sus indicadores más conocidos, el "Big Mac Index", una herramienta de gran utilidad para los economistas de todo el mundo. Puesto que permite a través de un mecanismo sencillo comparar el poder adquisitivo entre distintas economías.



¿Cómo es posible?

The Economist selecciona la famosa hamburguesa (Big Mac) de la cadena de comida rápida McDonalds.

Al ser un producto estandarizado, permite analizar cómo varían los precios de un producto idéntico entre unos países y otros y ajustar los precios a la paridad de poder adquisitivo.

En el proceso se produce un cambio de divisa, de la moneda local (del país dónde se analiza el precio de la hamburguesa, ejemplo: en España la divisa es el euro) a dólares, atendiendo a la cotización de mercado.

Todo el mecanismo gira en torno a la idea de que a largo plazo, los tipos de cambio tienden a ajustarse, por lo que con un dólar podría comprar exactamente la misma cantidad de hamburguesas en cualquier lugar del mundo.

¿Qué nos dice la última publicación del Big Mac Index?

Entre los principales resultados arrojados a la luz, destaca el hecho de que el rublo ruso es una de las divisas "más baratas" alrededor del globo terráqueo, está infravalorada un 69% en relación al dólar estadounidense.

Otra conclusión interesante (según este índice, que tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes), la encontramos en que el euro está infravalorado un 19% frente al dólar.

En Japón, el Yen se deprecia a un ritmo muy rápido frente al dólar. En 2013, comprar una Big Mac resultaba un 20% más barato en Japón que en EEUU. Ahora, es un 37% más barato.




Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada