Filantropía en estado puro: Mark Zuckerberg y la carta a su hija por un mundo mejor

Dicen que "los niños traen un pan debajo del brazo", eso es lo que debe haber pensado el fundador de la red social Facebook, para demostrar, en un acto filantrópico sin precedentes, lo que es realmente la bondad.

Estamos acostumbrados a ver a las grandes fortunas hacer alarde de su riqueza, que en muchos casos, por desgracia, no tiene otra función que alimentar egos de personas de dudosa ética.

Hablamos de cantidades ingentes de dinero, pero ¿de verdad necesitas más cuándo superas los 300, 500 o incluso 1.000 millones de euros?


Cambiando el mundo real desde el virtual


Zuckerberg y su esposa Priscilla Chan, fueron padres el pasado jueves de una niña. Tras esto, el martes, hizo público que donará a lo largo de su vida, el 99% de las acciones de Facebook (de las que es propietario) a obras filantrópicas.

Si atendemos a la cotización actual de mercado, el valor de la donación (que se realizaría de manera progresiva) asciende a nada menos que 45.000 millones de dólares.

El dinero se distribuirá a través de la fundación Chan (por el apellido de su esposa).

¿A qué se destinará el dinero?

Según indicó el propio Zuckerberg a través de un mensaje en la red social que él mismo fundó, el dinero se centrará en: “el aprendizaje personalizado, la cura de enfermedades, conectar a la gente y construir comunidades fuertes”

El sueño de Zuckerberg de cambiar el mundo, para las generaciones futuras:




"Priscilla y yo estamos muy contentos de dar la bienvenida a Max a este mundo! Por su nacimiento, le escribimos una carta acerca del mundo en el que esperamos que crezca. Este es un mundo en el que nuestra generación puede desarrollar el potencial humano y promover la igualdad"

A continuación, puede leer la carta completa de Zuckerberg y Priscilla a su hija Max (versión original):

Priscilla and I are so happy to welcome our daughter Max into this world!For her birth, we wrote a letter to her about...

Posted by Mark Zuckerberg on Martes, 1 de diciembre de 2015



Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada