¿Cómo captar clientes para mi empresa?

El principal objetivo de las empresas, al margen de la maximización de beneficios o minimización de costes, es la captación de clientes.

Una cartera de clientes fijos con la que podamos garantizar una estabilidad de ingresos es clave, pero necesitamos ampliarla continuamente, no sólo para incrementar nuestro volumen de negocio, llegar a un mayor número de clientes potenciales y expandir mercados, si no también para que aquellos clientes que dejan de comprar los bienes o servicios que ofrece la empresa den paso a nuevos consumidores interesados en adquirir aquello que produce tu compañía.

El marketing ha evolucionado muy rápido en los últimos años, muchas empresas se enfrentan al eterno dilema, ¿por qué soporte apostar? ¿publicidad tradicional o marketing digital? la respuesta, los dos!.

La diferencia entre el éxito y el fracaso en el proceso de captación de clientes, simplificada al máximo, radica en la estrategia que llevemos a cabo.

Sistemas de publicidad clásicos y efectivos como por ejemplo el buzoneo, han experimentado un proceso evolutivo de la mano de innovación y tecnología.

Geomarketing, optimizando la captación de clientes a través de buzoneo



La variable "espacio" juega un rol de vital importancia a la hora de atraer a nuevos consumidores potenciales a nuestro negocio.

¿Dónde está mi empresa? y ¿dónde los consumidores interesados en adquirir mis productos? estas son las dos cuestiones básicas que se debe plantear todo empresario a la hora de desarrollar una campaña y conseguir diseñar una estrategia exitosa.

Compañías como Publidirecta nos brindan la opción de realizar un análisis geoespacial para parametrizar el público "target" (objetivo) de tu compañía.

Imagine que su empresa es una academia de inglés, ubicada en Valencia y que ofrece cursos de aprendizaje para la preparación de exámenes oficiales como FIRST o TOEFL orientados a estudiantes de bachillerato y universitarios.

Se plantea realizar una campaña de reparto de publicidad en Valencia, pero, ¿en qué zonas?

Su público objetivo son personas jóvenes, con interés por aprender idiomas y que cursan estudios superiores. Lo lógico sería segmentar zonas como el campus universitario o aquellos distritos con mayor densidad de jóvenes, el geomarketing convierte esta posibilidad en una realidad.

Análisis comparativo con el buzoneo tradicional



Hace unos años, la estrategia habría sido muy distinta, ¿cuál es mi negocio? una academia, ¿qué necesito? nuevos alumnos. La estrategia de buzoneo probablemente se limitaría a las calles colindantes de la academia. Un radio de acción muy limitado y que muy probablemente no fuera el más idóneo. A menos que tuviera una ubicación privilegiada, no en el sentido del "lugar" sino de los "clientes potenciales" para el negocio.

De manera indiscriminada, todos los buzones de los edificios de la zona, eran llenados de publicidad.

Cuando, imagine, que se trata de un barrio residencial, en el que la mayoría de los vecinos son personas jubiladas, que o bien ya conocen el idioma o no tienen interés en aprenderlo. (Una persona jubilada no necesita el FIRST para encontrar empleo o el TOEFL para estudiar en una universidad de EEUU).

Además, en la actualidad, con la aparición de internet, los flyers y el buzoneo (aún sin segmentación de mercado) ofrecen más posibilidades, un enlace a una página web, invita a que la visitemos, si no nos interesa estudiar inglés, tal vez conozcamos a algún amigo o conocido que sí le interesa y podamos compartir el link a través de redes sociales.

El flyer (marketing tradicional) nos conecta con la página web y las redes sociales (marketing digital), nuestra estrategia ha triunfado.





Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada