Social trading y la nueva forma de diversificar tus inversiones

Muy lejos quedan en el horizonte aquellas escenas en las que traders y brokers se dejaban la voz para comprar y vender, con una información en su disposición, cuánto menos difusa. Gráficas mal actualizadas, riego lento de información y muchas veces distorsionada por el "boca a boca".

La revolución digital, ha permitido a inversores de todo el mundo, tener un seguimiento al minuto de cada gráfico, cada cotización y cada mercado. A esto, le tenemos que sumar una mejora en la información, que nos permite adaptar mejor nuestras expectativas a la hora de decidir.

El Social trading, es producto de esta revolución digital, gracias a la cual, internet ha conectado a traders de todo el mundo.

Comenzar en el mundo del trading, siempre ha sido complicado (te juegas tu dinero), pero hace años, más que complicado, resultaba una odisea.

Ahora, webinars, opiniones de traders, acceso continuo a plataformas y formación, facilitan el proceso.


Bienvenidos a la nueva diversificación


También han supuesto un gran avance en la forma en que los inversores pueden diversificar.

Hay mucha gente que invierte en bolsa, no con el propósito de vivir de sus rentabilidades, pero sí con el fin de obtener unos ingresos extra cada mes, en lugar de tener su capital en forma de recursos ociosos.

El clásico a la hora de reducir riesgos en diversificar, por sectores, mercados, índices, etc. 

Sin embargo, ¿cómo optimizar nuestra diversificación?

Destinar un porcentaje a acciones, otro a bonos, otro a divisas, es demasiado obvio. El Social trading nos da la oportunidad de hacer algo que hasta ahora no era posible y con lo que nos aseguraremos de que cada euro invertido persigue generar dinero.

Me estoy refiriendo a la opción de "copiar" a otros inversores que ofrecen diversas plataformas de inversión a través de internet.

Puedes seleccionar inversores con un perfil de riesgo bajo, de distintos países, que operen en mercados diferentes y que tengan un histórico plagado de rentabilidad y el éxito estará muy cerca (sin necesidad de tener grandes conocimientos de inversión).

Partimos de la premisa de que cada inversor busca maximizar su rentabilidad. No hay riesgo moral, el trader juega con su dinero propio, si copias sus operaciones, te aprovecharás en cierto modo de su esfuerzo por "hacer dinero" de manera gratuita.

Diversificar tu cartera en partes iguales es una excelente opción. Puedes por ejemplo, destinar un 50% de tu cartera a diversificar con "copy trading" y el 50% restante a diversificar en los productos financieros que tú elijas.

¿Conocías ya el social trading? ¿te ha resultado de utilidad este artículo?



Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada