Micropréstamos online. 5 pasos para utilizarlos correctamente

El sector de los micropréstamos está experimentando un crecimiento meteórico. Dentro del FinTech, esta modalidad de financiación es sin duda uno de los principales protagonistas.

Encontramos diversas empresas del sector, como es el caso de Creditocajero.

Pero, como con todo en esta vida, debemos saber hacer un uso adecuado de los mismos.


Los principales objetivos que persiguen los micropréstamos son: permitirnos hacer frente a gastos imprevistos, incrementar nuestra liquidez en situaciones puntuales (si hay un mes en el que la empresa no nos paga la nómina, por ejemplo) y en algunos casos, como alternativa a subvenciones para autónomos y empresarios.

microprestamo


1.-Compara la oferta

Comparar entre las distintas empresas la oferta de micropréstamos es realmente rápido y sencillo. La mayoría tienen habilitadas páginas web que nos permiten calcular el importe a devolver, además, podemos tener en cuenta las valoraciones de los clientes a través de comentarios y opiniones en redes sociales y en sites en los que se comparten opiniones y valoraciones.


2.-Solicita el dinero que necesites, ni más, ni menos.

Si partimos de la premisa de que pedimos el micropréstamo para cubrir un gasto puntual o un problema ocasional de liquidez, debemos solicitar la cantidad de dinero exacta que necesitamos.

Si solicitamos menos, habremos pedido dinero prestado en vano, puesto que no tendremos suficiente para hacer frente a nuestra obligación de pago.

Si solicitamos más, luego tendremos dificultades extra a la hora de devolver el importe del micropréstamo con sus respectivos intereses.

Es un principio básico y de sentido común. Sin embargo, con la burbuja inmobiliaria, en el caso de los préstamos personales (no micropréstamos), pudimos ver cientos de ejemplos de personas que necesitaban 100.000€ para una casa y pedían 150.000€ al banco, para comprarse la casa, un coche nuevo, los muebles e irse de viaje.


3.-Comprueba la legalidad y fiabilidad de la empresa a la que vas a pedir el micropréstamo

Existen mecanismos para detectar si la empresa a la que vamos a solicitar el microcrédito es de fiar o no.

Lo más lógico es dirigirse al aviso legal y verificar que los datos que indican coinciden con los del registro mercantil.

También hay sellos de confianza, que nos permiten diferenciar a la empresa “buena” de la “mala”, como por ejemplo la firma de Aemip.


4.-Calcula los intereses

Las propias empresas ofrecen a menudo en su página web calculadoras para que puedas tener un seguimiento de los intereses y del dinero que tendrás que devolver.
No está de más usarlas, para tener una referencia exacta de cuánto tendremos que devolver y cuándo lo tendremos que devolver.


5.-Úsalos como forma de financiación complementaria, no habitual

Es una forma de financiación y por ello debes usarla de manera responsable, cíñete a recurrir a pedir ayuda única y exclusivamente cuando la necesites.

Si solicitas un micropréstamo de 100€ en una empresa, 100€ en otra y así en 8 empresas distintas, tendrás que hacer frente a una deuda de 800€ con sus respectivos intereses.

¿Tienes que llenar el depósito de gasolina de tu coche y andas escaso de dinero? pide un micropréstamo. Asegúrate de que podrás devolver  la deuda en un futuro cercano.

Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada