"iPhone 6", la inteligencia artificial móvil se llama Siri

Los asistentes de voz comenzaron sus andanzas en el mundo de los manos libres y GPS siendo objeto de continuas burlas.

Sin embargo, su evolución es rapidísima, prueba de ello es el asistente de voz del "iPhone 6", al que todos conocemos como Siri.

Se me ocurren multitud de funcionalidades con las que Apple podría jugar en un futuro no muy lejano y que mantendrían conectados sus dispositivos Apple Watch, iPhone y Mac, algo que le interesa especialmente a la compañía de Cupertino, puesto que incentiva la demanda en todos sus productos.

La moda de los "wearables" tiene mucho potencial por explotar, por ejemplo, imaginad que vais haciendo deporte y sufrís una bajada de tensión, hasta que no os veis desplomados en el suelo, no sois conscientes. Sin embargo, ¿y si con el auge de apps de salud, existiera una que usara como referencia indicadores como la presión arterial, azúcar en sangre, pulsaciones y Siri nos avisara en caso de riesgo?.

Es sólo una voz, un asistente, una secretaria, no hay robots de por medio (más que nuestro smartphone, tablet o reloj inteligente), es sin duda el siguiente paso en la revolución de la inteligencia artificial.

iPhone Siri


Siri hace operaciones matemáticas como si fuera una calculadora y te dice el resultado en voz alta, te recomienda restaurantes para cenar, cines donde ver los últimos estrenos o incluso puede llamar a los servicios de emergencia en caso de que se lo pidas en una situación de peligro.

Parece el futuro, pero es el presente y no es todo con lo que el "iPhone 6" ha querido sorprendernos.

La tecnología 3D touch, nos permite crear atajos en el teléfono en función de la diferente presión que ejerzamos en la pantalla.

El famoso "oye Siri" será parte de nuestras vidas, cada vez más, en los modelos antiguos de iPhone, tener activo el detector de voz consumía batería, sin embargo los cambios de hardware en la última versión permiten optimizar el consumo.

¿Pero, qué ocurrirá en el transporte público?

Pongámonos en situación, viajamos en el metro y a nuestro alrededor 300 personas con el manos libres pronunciando la frase mágica "oye Siri", sería un auténtico caos sonoro. Ahora al menos, sólo escuchamos el sonido silencioso de las teclas de los smartphones, mientras sus propietarios envían  mensajes a través de WhatsApp, Line... o la aplicación que usen para esta función y alguna que otra llamada de teléfono.

Además, corremos el riesgo de que Siri ante el ruido de fondo no detecte bien nuestra voz y acabe llamando a quién no debe.

Queda largo camino por recorrer, pero el primer paso, ya está dado.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada