Economía interplanetaria: imaginando la Tierra y Marte interconectados

Una de las noticias de la semana sin duda ha sido el hallazgo por parte de la NASA de evidencias que apuntan a la existencia de agua en estado líquido en el planeta rojo.

Imagen de Marte Fuente: NASA


Automáticamente después, todo el mundo se planteaba la misma pregunta: ¿habrá vida en Marte? y algún que otro intrépido se aventuraba a formular la cuestión que más interés nos suscita ¿habrá vida inteligente en Marte?.

Sin embargo, pocos planteaban otra visión, de un futuro no muy lejano (o tal vez muy muy lejano, quién sabe), en el que la posibilidad de una Economía interplanetaria está abierta.

De confirmarse que en Marte hay agua en estado líquido, vivir, o mejor dicho, sobrevivir en el planeta rojo es posible. Sería muy difícil hacerlo a plena luz del día marciano, pero sí en un ecosistema creado artificialmente.

Los viajes interplanetarios están a la vuelta de la esquina, en unos años, zarpará la primera expedición a Marte.

Y lo que yo he estado pensando, imaginando e incluso divagando es acerca de la posibilidad de un nuevo modelo económico no visto hasta antes en nuestra historia, una Economía interplanetaria.

Globalización 2.0

La idea de la "aldea global" quedaría obsoleta, habría una evolución enorme, ahora tendríamos "dos casas" en lugar de una.

¿Os imagináis la posibilidad de crear comercio interplanetario?

Las rocas marcianas serían expuestas en galerías de arte terrestres, mientras que en Marte se podría admirar algún que otro Picasso.

Agua de Marte, genuina agua de Marte! Gritarían los comerciantes en los puestos terrícolas.

¿A dónde vas de vacaciones? ¿A la playa? no, yo soy más de Marte.

Sería una auténtica revolución en el sector de los transportes, del comercio y de nuestro avance como exploradores del universo.

La sobre explotación de los recursos viene dada en gran medida por la limitación de los mismos, pero podríamos crear una economía sostenible perfectamente viable diversificando nuestra actividad en diversos planetas.

Tendríamos otro punto de observación del universo. ¿Deuda pública marciana, por qué no? y hospitales, escuelas, edificios...




Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada