¿Cómo amortizar la hipoteca para que salga más barato?

La mayoría de hipotecados se comprometen a devolver el dinero al banco en 20 o 30 años. Pero ¿qué pasa si podemos devolverle antes una parte? ¿Qué debemos saber para que ese ingreso extra aligere nuestra deuda lo más posible?

hipoteca


Un premio de lotería, una herencia, un bonus en el trabajo… Son situaciones en las que nos podemos plantear pagar la hipoteca antes de hora. Lo primero que debemos saber es que amortizar anticipadamente una deuda es siempre de una buena idea, tanto en préstamos personales como en hipotecas, ya que conseguiremos ahorrarnos un montón de dinero en intereses.

A partir de ahí, se nos pueden plantear algunas dudas que el comparador HelpMyCash resuelve en este artículo:

1.       ¿Qué cantidad es mejor amortizar?

Cuanto más dinero avancemos, más intereses dejaremos de pagar. Eso sí, sin olvidar nunca dejar un pequeño “colchón” para imprevistos.

Ejemplo: Imaginemos que en 2010 firmamos una hipoteca de 150.000 euros a 30 años a euríbor + 1 %. Si ahora que ya hemos pagado 5 años amortizamos 20.000 euros, ahorraremos 3.033 euros en intereses, pero si amortizamos 30.000 euros, nos ahorraremos 6.956 euros en intereses.

2.       ¿Amortizo ahora o espero?

La respuesta es que mejor hacerlo ahora, por dos motivos. El primero es que amortizar antes hace que a partir de ahora el banco te aplique los intereses sobre una cantidad menor. El segundo motivo es que en un entorno de tipos bajos (0,05 %) conviene amortizar antes para evitar que las futuras subidas nos pillen con mucho capital aún pendiente.

Ejemplo: Si siguiendo con la hipoteca anterior amortizamos 20.000 euros cuando llegamos al segundo año, ahorraremos 3.542 € en intereses. Si amortizamos los 20.000 euros cuando llevamos 10 años solo ahorraremos 2.406 euros.

3.       ¿Reduzco cuota o plazo?           

Si el banco te da a elegir, reduce plazo. Si no, propónselo tú. ¿Por qué es tan interesante reducir plazo? Porque el tiempo que tardamos en devolver el dinero es la variable que más encarece los préstamos, a veces incluso más que el interés.

Ejemplo: Si en la hipoteca anterior metemos 20.000 euros, podríamos conseguir que a) la cuota pase de 493 euros a 427 euros y entonces acabar pagando al banco un total de 173.861 euros o b) mantener una cuota de 493 euros pero reducir el plazo de 30 años a 25 años y 4 meses, con lo que acabaríamos pagando al banco 169.921 euros. Es decir, ahorraríamos casi 4.000 euros menos y quedaríamos libres de la deuda cuatro años antes.

En resumidas cuentas, si tenemos un dinero y queremos usarlo para amortizar una hipoteca o un préstamo, lo mejor es avanzar la mayor cantidad posible, hacerlo cuanto antes y solicitar que nos mantengan la cuota pero reduzcan el plazo.


Por último, solo recordar que el banco nos podrá cobrar una comisión de amortización anticipada de hasta el 0,5 % de lo amortizado (50 euros por cada 10.000 amortizados) si así consta en nuestro contrato hipotecario. Pero ¡ojo!, porque si hace más de 5 años que contratamos la hipoteca, la ley marca que esta comisión no podrá superar el 0,25 % (25 euros por cada 10.000 amortizados).


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada