5 consejos de Ahorro para Despilfarradores

Ahorrar es una actitud, una manera de pensar, de afrontar las cosas y para muchos, incluso, una forma de vida.

Princeton hace tiempo publicó un estudio en el que se analizaba cuál era el salario de la felicidad, este se situaba en la zona de los 75.000 dólares anuales.

Una de las conclusiones que se desprendían, era que con niveles muy bajos de renta, no podíamos cubrir nuestras necesidades básicas, mientras que con niveles muy superiores (sin llegar a cifras estratosféricas) quedamos en una especie de "limbo", en el que los bienes posicionales y el ritmo de vida elitista nos hicieran infelices, puesto que "siempre habrá alguien que tenga más".



¿Cómo inculcar y transmitir la filosofía del ahorro a aquellas personas a las que el dinero "les quema" en las manos? A través de estos 5 consejos:

1.-Si sigues gastando así el dinero, llegará un momento en que no tengas dinero para gastar

Salvo contadas excepciones en las que si tienes una renta muy elevada, puedes permitirte gastar grandes cantidades de dinero, sin que representen una parte sustancial de tus ingresos, si despilfarras y tus finanzas personales se ven golpeadas por algún shock externo, como puede ser la pérdida del empleo, atravesar una crisis económica, etc. Llegará un momento en el que el dinero se evapore y entrarás en una situación crítica.

Evita gastar dinero en bienes que no reportan utilidad más allá del hecho de poseer dicho bien.

2.-Analiza en qué gastaste el dinero el año pasado

Una buena forma de generar conciencia de ahorro es mostrar a una persona en qué gastó el dinero en períodos anteriores y así podrá ver como buena parte de ese dinero fue malgastado en cosas inútiles.

Si ve que perdió 2.000 euros en apuestas de caballos, tal vez se replantee las cosas.

3.-Limita tus ingresos

Imagina que necesitas 1000€ al mes para poder llevar un ritmo de vida despreocupado y tienes unos ingresos de 1600€ netos mensuales.

Al igual que tus padres te daban la paga cuando eras pequeño, puedes hacer lo mismo contigo mismo, en lugar de 1600€, tu restricción presupuestaria la situarás en 1200€, los 400€ restantes van destinados a algo básico, el ahorro.

4.-No necesitas tener 10 productos que cubran la misma necesidad

Ordenador fijo y portátil, ¿por qué no comprar sólo el portátil?, 10 pares de pantalones ¿para qué, si la semana sólo tiene 7 días?.

Uno de los errores más frecuentes de los despilfarradores, es que destinan dinero a comprar bienes que cubren la misma necesidad que otro producto que ya tienen, por lo que la utilidad marginal que les puede reportar la nueva adquisición es mínima.

5.-Pon límite a tus tarjetas de crédito

Todos hemos visto las películas de compradores compulsivos en las que el ritmo al que crecen las deudas es directamente proporcional a la velocidad a la que los dependientes de las tiendas a las que van de compras destruyen sus tarjetas de crédito por no tener saldo.

Por desgracia, esto no es algo de ciencia ficción, si no que lo podemos ver frecuentemente en la realidad.

Puedes limitar el saldo disponible de tus tarjetas, para evitar sorpresas inesperadas, a 2 meses de las navidades, deberías tener presente este consejo.

Para un despilfarrador comenzar a ahorrar, es como para un fumador dejar de fumar, cuestión de fuerza de voluntad!



Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada