De igual a igual o cómo el social media cobró sentido

Cuando llegó la revolución en internet de la mano de las famosas facebook y twitter, tuvo lugar un auténtico éxodo, la sociedad entera se desplazó al universo "world wide web", prácticamente por cada conocido, amigo, familiar... que teníamos aparecía un perfil en las nuevas redes sociales.

No era una migración como la que se dio entre el campo-ciudad, era una convivencia entre dos mundos, internet y la vida de millones de personas, por fin estaban interconectadas, la tela de araña había conseguido atrapar a prácticamente todo el mundo y las empresas se percataron de que tenían que tener presencia en este nuevo escenario.

Millones de personas frente a la pantalla eran sinónimo de millones de clientes potenciales.

Sin embargo, todo comenzó de manera muy rudimentaria y por desgracia hay quien todavía parece no haber aprendido la lección.

"Spam" Social media

spam social media


Algunas compañías se limitaban a vender sus productos en redes sociales, describiendo sus características y prestaciones. Por lo que en la mayoría de los casos, no suscitaban ningún tipo de interés en los usuarios, que no seguían sus páginas ni cuentas, ni tampoco leían sus artículos.

Porque amigos, eso nunca fue marketing digital, fue simple y llanamente “spam”, en lugar de vía email, vía facebook, twitter, linkedin...

Social media para "dummies"

monkey social media


Otros, un poco más avispados, pero no mucho más, comenzaron con la tarea de creación de contenidos, en muchos casos originales, pero que parecían destinados a un perfil de usuario no humano, si no a simios que tecleaban o en el mejor de los casos a niños con una conciencia inferior a los tres años.

Y al fin, se hizo la luz!

human social media


Por último, llegaros los cerebros y se basaron en un principio básico, internet ahora no es un “tótum revolútum” de información y archivos desperdigados por la red, señoras y señores, esto es la sociedad virtual y dijeron ¿cómo os gusta que os traten en el mundo real? con respeto, educación, cercanía, humildad... es decir, de igual a igual / peer to peer o P2P.


Entonces todo cobró sentido, todas las luces se encendieron, ahora las empresas preguntan información a los clientes sobre sus gustos y preferencias, pueden segmentar mercados, definir público objetivo, aconsejarles, ayudarles, transmitirles su idea de empresa y en última instancia, venderles su producto.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada