¿Han llegado a su fin las devaluaciones del yuan en China?



Tras llevar a cabo tres devaluaciones de la divisa en 72 horas, el gobierno de China, prometió que no volvería a repetir este tipo de medida, ante esta afirmación, las bolsas mundiales rebotaron con fuerza.

Sin embargo, las medidas de devaluación del yuan, parecen insuficientes, el temor a que se produzcan de nuevo, cobra peso.

China tiene más poder de arrastre que Japón, de haber una crisis, afectaría a toda Asia y tendría graves efectos sobre la economía mundial.

La deflación es uno de los grandes males a los que tendrán que enfrentarse los aliados potenciales de China en Asia, la devaluación de moneda puede conducir a una situación en la que la política monetaria no sirva prácticamente para nada.

Además del inicio de una guerra de divisas, China debe gestionar la tragedia de Tianjin e informar de manera transparente de lo ocurrido.

Las turbulencias prosiguen en el Shanghai Composite.

La bolsa de China atraviesa momentos complicados, ayer experimentó la segunda mayor caída desde julio y los repuntes son insuficientes.

El rebote de hoy, ha llevado a cerrar el Shanghai Composite subiendo un 1,24%.

El valor con mayores subidas de la sesión en el Shanghai Composite fue Shandong Iron , con un alza del 10,09%, 0,440 puntos, hasta situarse en 4,800 al cierre. Le siguen Qingshan Paper (SS:600103), que avanzó un 10,07%, 0,720 puntos, para cerrar en 7,870, y Phoenix Proper (SS:600716), que subió un 10,06%, 0,850 puntos, hasta despedir la sesión en 9,300.

En la otra cara de la moneda del índice acabó Panjiang Coal (SS:600395), que cayó un 9,97%, es decir, 1,550 puntos, para cerrar en 14,000. Textile City (SS:600790), por su parte, recortó un 8,22%, 0,990 puntos, y cerró en 11,050, mientras que Sdic Zhonglu (SS:600962) cedió un 4,78%, 0,890 puntos, hasta acabar en 17,740.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada