El 'ingreso mínimo vital' de Pedro Sánchez o cómo llamar a la 'renta básica' por otro nombre

Economistas, que comience la frustración, la carrera de promesas sin sentido de los 'policy makers' ya está en marcha.

Comienzan los disparates y las promesas que o bien rara vez se materializan una vez el político de turno consigue lo que quería (la presidencia o un puestazo), o llegan a materializarse, costando más de lo que aportan a la sociedad.

Al líder del PSOE le ha dado por imitar promesas de otros políticos y cambiarlas el nombre. Todos recordamos la famosa 'renta básica' propuesta por el líder de la formación política Podemos, Pablo Iglesias.

Tras recibir numerosas críticas ante la inviabilidad de la propuesta por parte de reconocidos economistas, Iglesias optó por dar marcha atrás y "quitar hierro" al tema de la renta básica.

A Pedro Sánchez le debió gustar la idea, porque la ha llamado de otra forma, "ingreso mínimo vital", ha cambiado algún que otro matiz, y la vende como nueva.

Las críticas llegan de nuevo ¿y quién lo paga?.

Estoy de acuerdo en aplicar políticas fiscales expansivas en períodos de crisis económica y recesión. 

Pero en primer lugar, no estamos en recesión, y en segundo lugar, una cosa es aplicar una política fiscal expansiva y otra muy distinta "tirar la casa por la ventana" con el fin de llegar a la presidencia.

El 'ingreso mínimo vital' tendría un coste estimado de 6.000 millones de euros

El importe que recibiría cada beneficiario ascendería a los 426 euros más complementos familiares. 

Viendo esto, comienza a parecerse más a la famosa ayuda de los 400 euros, que a una renta básica, porque viendo el número de beneficiarios, no tiene ni mucho menos carácter universal.



La anécdota de la propuesta del PSOE:

En su campaña, podemos ver, que el público objetivo de la campaña son 1.847.000 personas y 2,3 millones de niños. ¿Los niños no son personas?

¿No habría sido más lógico incluirlos en el total de personas y decir?: "de los cuales 2,3 millones son niños"

En fin, como he dicho antes, que comience el bochornoso espectáculo del "voto fácil", a ver con qué nos sorprenden el resto de formaciones políticas.

Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada