La banca digital, la respuesta de la banca retail para consolidar la relación con los clientes



Hace quince años, a los vanguardistas que se aventuraron a decir que llevarían el mundo bancario a internet en el que sus clientes podrían realizar operaciones bancarias sin salir de su propia casa y con total seguridad, se les tildó en muchos casos de arriesgar en un sector que carecía de proyecciones futuras.

Tal vez, estas afirmaciones las realizaron los mismos "genios" que dijeron que los motores de búsqueda eran una auténtica burbuja o las actuales redes sociales.

Lo cierto es que la banca digital es el futuro, la banca retail ha encontrado un instrumento para consolidar la relación con sus clientes, que resulta menos costoso y es más efectivo.

Permite ahorrar costes para las entidades bancarias y les permite ser más competitivos ofreciendo servicios mucho más competitivos de los que se benefician los consumidores. Un ejemplo lo encontramos en la banca digital Self Bank

En cinco años, el modelo de banca actual, tal y como lo conocemos, con sucursales bancarias a la vuelta de cada esquina, será historia.

La banca digital viene pisando fuerte, y es que las ventajas que presenta, superan en multitud de ámbitos al modelo bancario tradicional.

Prueba de ello, es el hecho de que en la actualidad, más de 11 millones de españoles realizan sus transacciones bancarias a través de ordenadores o dispositivos móviles (smartphones y tablets).

La generación que no consiguió hacerse con el manejo de los ordenadores, por su componente innovador, frente a todo lo que conocían previamente, está dando lugar a una nueva generación de "nativos digitales", que optimizan su tiempo y recursos, realizando compras a través de internet, así como operaciones financieras.

Un ejemplo, que nos permite comprender este fenómeno, es el fuerte repunte del comercio electrónico, cuyas compras han generado más de 195 millones de euros en el último año.

El "coste de suela de zapatos" (costes de desplazamiento) en que incurríamos al desplazarnos a cualquier sucursal bancaria, es historia.

A su vez, la banca digital, llega para corregir una externalidad, por la que la mayoría de usuarios de banca se han visto afectados alguna vez, me estoy refiriendo a los costes de congestión procedentes de esperar en las interminables colas que se forman en algunas sucursales bancarias, especialmente a principios y final de mes.

Según la Encuesta Mundial de la Banca Digital realizada por PwC: "Los usuarios de banca móvil aumentarán un 64% hasta 2016; y los que lo hagan a través de las redes sociales y banca online también acumularán importantes subidas, un 56% y un 37% respectivamente."

¿Y tú, te has sumado ya a la banca digital?




Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada