Préstamos rápidos, la llave para desarrollar tus proyectos



Muchas son las ventajas que presentan los préstamos rápidos y pocos los inconvenientes, como demostraré con un análisis coste-beneficio a lo largo del presente artículo.

Sin embargo, a menudo nos centramos en las ventajas que más destacan en este tipo de préstamos (agilidad en los trámites, comodidad…), cuando, habiendo otras que quizás nos resulten más difíciles de apreciar, suponen sin duda el aspecto más lucrativo para desarrollar nuestros proyectos.

Las 3 principales ventajas de los préstamos rápidos:

-Agilidad: En un préstamo que va acompañado por el adjetivo rápido, el primer aspecto positivo es la agilidad en la tramitación, solicitud y transferencia del dinero. En un período de tan sólo 24 horas podremos tener aprobado el importe solicitado a la entidad crediticia.

-Comodidad: el hecho de que todo el proceso de solicitud del préstamo podamos gestionarlo desde nuestra casa, desde nuestro portátil, smartphone o tablet y simplemente teniendo acceso a internet, sin duda genera valor añadido a esta modalidad crediticia. Ahorramos tiempo (de transporte hacia una oficina, espera…) y dinero (al fin y al cabo el tiempo es oro y el oro es intercambiable por dinero).

-Seguridad: las mejores ofertas de préstamos rápidos se corresponden con las mejores entidades financieras, como por ejemplo Cofidis. Por lo que una selección en función del tipo deudor anual, a menudo también hace una selección de entidades de confianza.

Las 3 principales desventajas de los créditos rápidos:

-Importe limitado: a menudo, los créditos rápidos tienen un importe limitado (6.000€), por lo que para solicitar un préstamo que supere ese límite tendremos que acudir a la entidad física.

-Morosos no, gracias: si estás dado de alta en una lista de morosos como RAI, Asnef, Experian… no podrás solicitar este tipo de préstamos. Esta, más que una desventaja es un filtro de seguridad por parte de la entidad bancaria. Ocurre tanto con los créditos rápidos como con la mayoría de préstamos. Si eres solvente, no tendrás ningún problema.

-Sólo clientes: en algunas entidades, es requisito necesario para poder solicitar el crédito ser antiguo cliente de la compañía.

Como vemos, los principales beneficios que se suelen mencionar de este tipo de préstamos son superiores a los costes, por lo que si necesitas financiación de una cuantía relativamente reducida, esta puede ser una gran opción.

Sin embargo, hay otra gran ventaja, que muy pocos destacan y que bajo mi punto de vista es clave.
Si queremos financiar un proyecto, por ejemplo una exposición en una galería de arte, un concierto en nuestro restaurante que sabemos nos va a proporcionar un buen margen de beneficios, imaginemos un 50%.

Solicitar un préstamo rápido con un tipo deudor anual del 22% aproximadamente, nos permitiría obtener una ganancia del 28% sin arriesgar.

Esto es aplicable a infinidad de proyectos, si tienes un grupo de música y vas a dar un concierto, puedes vender las entradas (sabiendo el beneficio que vas a obtener) y alquilar la sala con un préstamo rápido.

Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada