Créditos online: la respuesta a tus problemas de liquidez



La distribución de ingresos a lo largo de nuestra vida laboral es muy desigual. Generalmente comenzamos con un nivel bajo de ingresos, en la etapa que va de los 30-45 años experimentan su nivel más alto y posteriormente caen hasta la llegada de la edad de jubilación.

Además de esto, los empleos temporales son más inestables en cuanto a la regularidad de obtención de salarios. Puede que tenga un empleo de 3 meses en el que gano 1500€ al mes, finalice el contrato y pase a otro empleo de 6 meses en el que percibo 800€ netos mensuales.

Esta inestabilidad en nuestros ingresos, y en el caso de muchas familias también en los gastos (la vuelta al cole, la cuesta de enero…), puede conducirnos a situaciones en las que nos encontremos con falta de liquidez y que nos impidan llegar a fin de mes.

Para ello, los créditos online surgen como una herramienta realmente útil para hacer frente a este tipo de problemas o imprevistos. De hecho, podemos solicitar créditos rápidos desde un importe de tan sólo 50€, que pueden ayudarnos a pagar alguna compra o factura que nos permita llegar a fin de mes.

La ventaja de los créditos online es que nos permiten pedir sólo y justamente lo que necesitamos. De este modo, cuando nuestros ingresos vuelvan a ser más elevados, podremos devolver el importe del crédito y los intereses sin ningún tipo de problema.

Pero no sólo nos permiten llegar a fin de mes, si no que nos dan la opción de poder financiar nuestros proyectos y aplazar el pago después de la fecha de devolución fijada. En este sentido, a la hora de analizar flujos de inversiones, todos sabemos que el dinero actual tiene un valor superior al dinero futuro.

Además hay que tener en cuenta que gracias a los sistemas de créditos online, podemos financiar un viaje, la compra de una televisión nueva o el pago de la factura de la luz aunque no tengamos dinero en efectivo en ese momento.

¿Qué formas de devolución del crédito online existen?

·         Mediante tarjeta de débito

·       Mediante transferencia bancaria o un ingreso en cuenta (Recuerda indicar siempre en el concepto del ingreso o transferencia: Nº Crédito y DNI/NIE.
Ejemplo: NºXXXXXXXX DNI: 00000000X. El número de crédito lo podrás encontrar en tu contrato.)

Como conclusión, destacar como principales ventajas de los créditos online su mayor información y transparencia (que los convencionales), la visión global de la oferta de préstamos que nos aporta, la comodidad y sencillez y la rapidez en la obtención de fondos.


Fuente de información: Vivus

Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada