CaixaBank comienza a cobrar a todo aquél que no sea cliente de la entidad por usar sus cajeros



Parece que la universalidad de las tarjetas de crédito y débito, Mastercard y VISA, importan más bien poco para CaixaBank.

A partir de este martes, la compañía bancaria comenzará a cobrar por el uso de sus cajeros automáticos a todo aquel usuario que no sea cliente.

La comisión tendrá carácter fijo, en concreto, será de dos euros por operación, sin importar la cuantía de la misma, ni que el usuario tenga tarjetas que pertenecen a la misma red de pago, es decir, ServiRed.

Esta comisión tiene carácter regresivo, puesto que gravar con la misma comisión una retirada de 20€ (se quedarían en 18), que una de 300 (se quedarían en 298), a priori no tiene mucho sentido.

Lo peor de todo es que esta decisión se convierta en el precedente que de lugar a la norma y que el resto de bancos imiten la medida.

Caixabank aprovecha su supremacía en la red de cajeros para "hacer caja"

Aunque desde la compañía alegan que la comisión irá destinada al mantenimiento de la red de cajeros.

CaixaBank dispone de más de 9.500 cajeros -la red más extensa de España-, mientras que Santander y BBVA disponen de unos 7.000 en cada caso, y Bankia alrededor de 5.500.

Al disponer de la mayor red de cajeros de España, tiene más probabilidades de que clientes de otros bancos, realicen retiradas de sus cajeros.



Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada