La mitad del ahorro destinado a la jubilación se concentra en los últimos meses del año.

Ahora que estamos cerca de finalizar un nuevo año, se nos presenta la duda de que hacer con los ahorros que pretendemos destinar a la jubilación.

La principal elección de los españoles continúa siendo los Planes de Pensiones y la edad en la que se plantea contratar este tipo de productos ronda los 40 años.



Una alternativa a tener muy en cuenta son los Planes de jubilación, ya que además de tener ventajas fiscales, ofrecen diferentes coberturas tanto de fallecimiento, como de invalidez.

La forma de realizar las aportaciones es similar a la de los planes de pensiones, ya que se puede fijar una prima periódica, la cual podrá aumentar o disminuir según sus necesidades y además realizar aportaciones extraordinarias en cualquier momento en que lo desee el titular.

Coberturas y garantías:

·         Sin riesgos: El capital invertido siempre estará garantizado.

·         Rentabilidad: Sus ahorros irán creciendo a medida que avance el tiempo.

·         Flexibilidad: Las aportaciones podrán ajustarse a la situación económica de cada persona.

·         Información: Cada 3 meses, el titular recibirá la información completa de su póliza contratada.

·         Desgravación fiscal: El titular tendrá la posibilidad de realizar una desgravación directa de las aportaciones en su declaración de la renta.



Por todo ello, al igual que es recomendable diversificar sus ahorros, quizá merezca la pena diversificar también en este tipo de productos destinados a la jubilación.


 
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada