¡Estamos Perdidos!: Perfiles político-económicos de España

España atraviesa un período de turbulencias y crisis, ahora los datos de crecimiento económico y PIB son relativamente positivos, la crisis es política y social y como la Economía es una ciencia social que se ve muy influenciada por los dos ámbitos anteriores, podemos experimentar una fase crítica.

Ante los múltiples casos de corrupción en política, los escándalos y la crítica al bipartidismo, los ciudadanos parecen haberse aferrado a una "falsa expectativa" que se plantea como alternativa y se denomina 'Podemos'.

Así lo ha arrojado a la luz el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que sitúa a 'Podemos' como primera fuerza política.



La corrupción acaba con la buena gobernanza y genera malestar social. Las políticas económicas llevadas a cabo por el gobierno de Mariano Rajoy no funcionan, la austeridad no es la solución. No lo digo yo, lo dice el premio nobel de Economía Paul Krugman:


"En estos momentos, la postura austeriana ha caído por su propio peso; no solo es que sus predicciones sobre el mundo real fuesen completamente erróneas, sino que la investigación académica que se invocaba para respaldar esa postura ha resultado estar plagada de equivocaciones, omisiones y estadísticas dudosas." P.Krugman (La solución del 1%)

Por otro lado, la alternativa keynesiana de Pedro Sánchez tampoco es la solución, eso de estimular la demanda agregada es un fenómeno fantástico sobre el papel, pero llevado al mundo real en el que la deuda pública está en torno al 100% del PIB la situación cambia y mucho.

Por lo que dentro del denominado "Bipartidismo", encontramos:

-Mariano Rajoy: Austeriano
-Pedro Sánchez: Keynesiano

Ambas teorías económicas están obsoletas.

La "Alternativa":

Ahora analizaré el caso 'Podemos' y el efecto Pablo Iglesias. El candidato de 'Podemos' es un vendedor nato, capaz de vender un mundo utópico e irrealizable y que la mayoría de la población lo compre, porque es lo que quiere escuchar en un momento difícil, sin valorar los efectos futuros.

Es abrirle la puerta al vendedor que en principio no vende nada y acabar comprando una cubertería, dos sofás, una televisión de plasma y una casa nueva.

Los dos candidatos anteriores, por lo menos saben identificar el entorno económico. Uno de ellos es economista (Pedro Sánchez), 

Renta Básica:

Punto 1.12 de su programa político

"Derecho a una renta básica para todos y cada uno de los ciudadanos por el mero hecho de serlo y, como mínimo, del valor correspondiente al umbral de la pobreza con el fn de posibilitar un nivel de vida digno. La renta básica no reemplaza al Estado de bienestar, sino que trata de adaptarlo a la nueva
realidad socio-económica. Sustitución de las prestaciones sociales condicionadas menores a la cuantía de este ingreso básico. Financiación a través de una reforma progresiva del IRPF y de la lucha contra el fraude fscal."

Pablo Iglesias desconoce el principio de responsabilidad fiscal, "proponemos una renta básica" ¿cómo pretende financiarla? Por otro lado, esa renta básica si es demasiado elevada suprimirá los incentivos a la búsqueda de empleo y a cursar estudios superiores, fomentando el desempleo y la generación "NI-NI".

Nacionalización de la Banca:

Aunque no lo podemos leer como tal en el programa político de Podemos, Pablo Iglesias lo ha reconocido en entrevistas (Véase Entrevista de Risto Mejide a Pablo Iglesias).

Nacionalizar la banca, ¡Qué cunda el pánico!

El señor que critica al sector privado y parece acusar de todos los males de la economía, aboga por el robo por parte del sector público al privado.

No pagar la deuda: 

Punto 1.2 de su programa político:

"Auditoría ciudadana de la deuda pública y privada para delimitar qué partes de éstas pueden ser consideradas ilegítimas para tomar medidas contra los responsables y declarar su impago."

El señor Pablo Iglesias quiere trasladar el 'sinpa' a la política económica española. Endeudarse implica contraer intrínsecamente una obligación de pago (devolver la cantidad adeudada en un futuro).

El impago de la deuda, implica que tus acreedores reclamen lo que legítimamente les pertenece y tomen represalias.

Por ejemplo en las empresas privadas, podemos ver el embargo de bienes. En el caso del sector público, asistiríamos a boicots comerciales, posible expulsión de la UE, adoptar una nueva moneda sin el respaldo de los mercados y con su consecuente depreciación.

-Pablo Iglesias: Pongan ustedes el calificativo.


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada