¿Hacia dónde van las inversiones globales?

Según el WorldInvestment Report (elaborado para Naciones Unidas), las inversiones globales directas retornaron la senda alcista en 2013, con un incremento del 9% para llegar a los $1,45 trillones. Para este año, pese a la desaceleración del crecimiento de la economía mundial, las proyecciones se mantienen en $1,6 trillones y se estima que aumentarían en 2015 hacia los $1,75 trillones y a $1,85 trillones en 2016.

Aunque el flujo inversor ha retornado a las economías desarrolladas en 2013, todavía está  muy lejos de los volúmenes registrados previos a la crisis de 2008. Después de una caída en 2012, las inversiones se recuperaron en 2013 hasta alcanzar los $778 billones en las economías desarrolladas, alcanzando el 54% del total, mientras que las economías en desarrollo capturaron el 39%, unos $566 billones, un 9% más que el año anterior.

El balance restante de $108 billones se dirigió a economías en transición como las de Europa del Este, con un crecimiento del 28%, aunque la probabilidad de que se mantenga este ritmo en los próximos años es muy incierta dada la fragilidad política y los conflictos regionales actuales en algunos países del Este.

En la Unión Europea las inversiones fueron de $246 billones (un 14% más) en 2013 pero un 30% menos con respecto al pico que alcanzaron en 2007, según el informe de Unctad. España e Italia fueron los países que más inversiones recibieron el año pasado y en muchos casos hubo un impulso por contribuciones provenientes de préstamos internos dentro de las empresas.  En el mercado bursátil también se incrementaron las inversiones en renta variable en 2013 en España. El volumen negociado en la bolsa española fue de €703.658 millones, un 0,67% más que en 2012, según datos de BMEX, lo cual demuestra que invertir en la bolsa sigue siendo uno de los focos de interés.

En otros países como Alemania, el año pasado mostró una recuperación notable de inversiones con relación a un muy bajo volumen en 2012, en cambio, Francia y el Reino Unido, tuvieron una leve declinación, según los datos del WIR. Fuera de Europa, Norte América fue la región que tuvo la mejor recuperación como destino de fondos, las inversiones llegaron a $250 billones, con Estados Unidos como líder, con una participación mundial del 17%.

Si bien el liderazgo, lo mantienen las economías consolidadas, los países en desarrollo de Asia conforman la región de mayor atracción, China mantiene el récord como el segundo país receptor de inversiones con $426 billones y ha logrado tener éxito en crear afiliaciones locales con corporaciones en transición de economías desarrolladas. De acuerdo con el Unctad, la región atrajo la afluencia de un total de 1,400 oficinas durante 2013 que decidieron instalar su base en la región.  En los próximos tres años se espera que la salida de inversiones sea más alta.

En el sur de Asia, India se destaca como una subregión en crecimiento, recibió un 17% de aumento de inversiones directas. El oeste asiático, en cambio, ha experimentado una caída del 9% debido a las persistentes tensiones políticas que retrotraen el flujo inversor.
En Latinoamérica, México y Colombia lideraron como receptores de inversiones en 2013, otros países centroamericanos como Nicaragua fueron beneficiados, mientras Sudamérica registró una merma del 6% el año pasado.

El presente artículo no constituye asesoramiento sobre inversiones. Esta información la ha elaborado IG, nombre comercial de IG Markets Limited. Además del aviso sobre riesgo de abajo, el material de este artículo no contiene un registro de nuestros precios de trading, ni una oferta ni una propuesta para una transacción sobre ningún instrumento financiero. IG no acepta responsabilidad alguna por ningún uso que se pueda hacer de estos comentarios ni de las consecuencias de dicho uso. No se garantiza la exactitud ni la completitud de la información. Por consiguiente, cualquier persona que actúe guiada por este artículo lo hace enteramente bajo su propio riesgo. La opinión proporcionada no está relacionada con ningún objetivo específico de inversiones, ni con ninguna situación financiera ni las necesidades de ninguna persona específica que pueda recibirla. No se ha elaborado de acuerdo a los requisitos legales designados para promocionar la independencia de los análisis/informes de inversión y por tanto se considera una comunicación publicitaria. A pesar de que no estamos específicamente restringidos para operar de acuerdo a nuestras recomendaciones, no buscamos sacar provecho de ellas antes de ofrecérselas a los clientes. Los CFDs son un producto financiero complejo. Se trata de un producto apalancado cuyas pérdidas pueden exceder el depósito inicial. Los CFDs pueden no ser adecuados para todos los inversores.





Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada